Andrea Ruiz Costas

Imagen de Andrea Ruiz Costas. >Facebook

La jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz, designó un comité para que evalúe “con carácter de urgencia” el proceso judicial que se llevó a cabo en el caso de Andrea Ruiz Costas, la mujer cuyo cadáver parcialmente calcinado fue encontrado el jueves en Cayey.

La decisión se da luego que trascendiera que Andrea pidió —sin éxito— auxilio de la corte contra su expareja, Miguel Ocasio Santiago, quien según las autoridades confesó haberla asesinado.

“Estoy devastada, absolutamente devastada con el último caso de feminicidio que se ha reportado en Puerto Rico. Pero sé que mi devastación no devuelve a Andrea a su familia. Este asesinato coloca nuevamente de relieve que la violencia de género es un problema de todos y todas y tiene que atajarse desde la raíz. ¡Y tiene que atajarse ya!”, sostuvo Oronoz en declaraciones escritas.

“Nos matan por ser mujeres. La misma escena del crimen de Andrea nos envía el mensaje de que los cuerpos sin vida de las niñas y de las mujeres son inferiores”, lamentó.

Hoy salió a relucir que Andrea interpuso una denuncia de violencia de género contra Ocasio Santiago, quien fue ingresado a la cárcel correccional de Bayamón al no pagar la fianza fijada en $1 millón. La corte no tomó acción contra el individuo de 40 años.

El comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, dijo ayer en conferencia de prensa que Ocasio Santiago “admitió la comisión de los hechos”, y explicó que “el detonante de todo fue que la joven (Andrea) no quería seguir la relación con él (Ocasio Santiago)”.

La jueza Oronoz informó que citó una reunión de emergencia con el director administrativo y los jueces y juezas administradores de las 13 regiones judiciales, para “evaluar y discutir el manejo de los casos de violencia de género que se presentan en los tribunales”.

“Asumiremos nuestra responsabilidad sin excusas, rendiremos cuentas al País y haremos todo lo que corresponda. Tienen mi palabra”, concluyó la jueza presidenta del Supremo.