Maite Oronoz

Maite Oronoz, jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

La presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz, ordenó la reasignación de los casos de violencia de género en la Región Judicial de Caguas.

Esto tras las expresiones de la magistrada luego de que trascendiera, que Andrea Ruiz Costas pidió —sin éxito— auxilio de la corte contra su expareja, Miguel Ocasio Santiago, quien según las autoridades confesó haberla asesinado.

Los casos de violencia doméstica de la región judicial de Caguas serán atendidos en la Sala Especializada de Casos de Violencia Doméstica por el Juez Administrador de Caguas, Ricardo Marrero Guerrero y la Jueza Administradora Auxiliar, Viviana Torres Reyes.

Hoy la jueza sostuvo una reunión de emergencia que convocó con el Director Administrativo de los Tribunales y los Jueces y Juezas Administradores(as) de las 13 regiones judiciales, quienes componen su Consejo Asesor Judicial, en la que se tomó esta decisión.

Esta determinación surge mientras se lleva a cabo una evaluación, que ordenó Oronoz Rodríguez, de toda la información, documentos y grabaciones de las distintas vistas que se celebraron en relación con el caso de Andrea Ruiz Costas.

Las juezas municipales fueron reasignadas a trabajar otros asuntos judiciales en el Centro Judicial de Caguas.

Se informó que el Poder Judicial pondrá en marcha todos los esfuerzos que correspondan con carácter de urgencia. Las medidas impactarán de manera abarcadora el manejo de estos casos en los tribunales, serán concertadas y se le presentarán al País.