Domingo Emanuelli
El secretario de Justicia, Domingo Emanuelli. >Archivo/EL VOCERO

El Departamento de Justicia tiene bajo evaluación sobre 500 casos de fraude relacionados al programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés) y espera agilizar la investigación conformando un frente común con el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), el Departamento de Hacienda y el Negociado de la Policía, anunció ayer el designado secretario de la agencia, Domingo Emanuelli.

De los casos, se informó que 368 fueron devueltos al DTRH “para la entrega de evidencia” y que se les suministre más información. Mientras que 61 casos se encuentran “bajo investigación activa”.

En el renglón de adultos, Emanuelli comunicó que se han radicado 23 casos y “se encuentran otros 26 casos en investigación activa”. Tan solo en dos casos se ha recomendado el cierre.

“En cuanto a menores, se encuentran bajo investigación activa 66 casos, 15 casos con recomendación de cierre y 54 casos que deben ser devueltos al Departamento del Trabajo para obtener mayor información”, detalló el secretario de Justicia en entrevista con EL VOCERO.

Señaló que en el renglón de pesquisas a los municipios y agencias, se encuentran en “investigación activa” 31 casos.

“Doy un número hoy y mañana es otro distinto, porque van llegando más (casos)”, aclaró el funcionario.

Ayer la Oficina del Inspector General (OIG) informó que radicó los primeros ocho casos en una “etapa inicial” de investigación con relación a la obtención ilícita de los beneficios del PUA. Estos casos no tienen que ver con los que Justicia tiene bajo la lupa.

“Las querellas presentadas son parte de una primera etapa. No obstante, la OIG y el Departamento del Trabajo continúan trabajando conjuntamente en el proceso investigativo”, se indica en la comunicación de la OIG.

“Desde que se identificaron irregularidades en las reclamaciones relacionadas a la compensación del PUA, hemos investigado diversos casos de posible fraude. Hemos estado en estrecha colaboración con la OIG proveyendo asistencia técnica para que la misma pueda ejercer sus funciones fiscalizadoras”, expuso el secretario del Trabajo, Carlos Rivera, en el comunicado.

Colaboración entre agencias

Emanuelli declaró a este medio que el pasado lunes se reunió con el titular del Trabajo para acordar la colaboración entre las distintas agencias en aras de facilitar la investigación y radicación de casos por supuesto fraude al PUA.

“Yo y mi equipo de trabajo nos reunimos con el secretario del Departamento del Trabajo, así como con la subsecretaria y otras personas que le están asistiendo, para comenzar una colaboración que es bien importante para este tipo de casos”, sostuvo.

“Acordamos también insertar al grupo de trabajo al Departamento Hacienda y la Policía. Es necesario para que los casos sean asignados con mayor facilidad (…) Hacienda va a ser una pieza clave para darle seguimiento a los casos en términos de pagos o pruebas de trabajo necesarias, para poder establecer el caso”, apuntó Emanuelli.

Además del fraude al PUA, el Departamento del Trabajo dejó saber que han encontrado casos de empleados municipales que cobraron el desempleo de manera ilegal y que esto ha ocurrido en los 78 municipios de la Isla.

Hace unas semanas, el DTRH envió a los municipios el cobro trimestral de la póliza del seguro por desempleo para que los alcaldes objeten los cargos de todo empleado que mantengan en nómina y aparezca cobrando desempleo.

EL VOCERO solicitó información adicional a la Oficina del Inspector General y la portavoz de prensa de la agencia, Gladys Arce, indicó que no brindarían más detalles por ser una “investigación en proceso”.

Tampoco fue posible hablar con el secretario del Trabajo, aunque en la agencia aseguraron que “no tenían más detalles” fuera de lo informado por la OIG.

Periodista y asistente en Mesa de Información.