Luis Manuel Irizarry Pabón alcalde de Ponce.

El alcalde de Ponce, Luis Manuel Irizarry Pabón dijo estar dispuesto a colaborar con la investigación. 

PONCE – Personal del Departamento de Justicia se presentó a la alcaldía de Ponce para requerir información sobre 12 empleados, incluyendo trabajadores de carrera del municipio y funcionarios de confianza que dejaron de formar parte de la presente administración.

La información fue confirmada a EL VOCERO por el propio alcalde de la Ciudad Señorial, Luis M. Irizarry Pabón, quien aseguró que dio instrucciones de proveer cualquier información que sea solicitada por el personal de Justicia con el fin de que “todo esté claro”.

“Nosotros vamos a cooperar y vamos a dar toda la información que sea necesaria. Esto es una administración transparente”, aseguró el mandatario sureño.

Fuentes de EL VOCERO indicaron que las autoridades estarían indagando sobre los aumentos salariales que recibieron varios empleados de confianza y si los mismos están vinculados con la pasada campaña electoral.

Al ser abordado sobre el otorgamiento de aumentos durante su administración, el mandatario de la Perla del Sur explicó que se han dado “solamente a aquellos que son empleados de carrera y que advienen a un puesto de confianza que requiere otra escala de sueldo por ser directores o tratarse de otra utilidad”.

Además, mencionó que se han otorgado aumentos en “alguna que otra área donde las dependencias han hecho algún tipo de reserva u ahorro por alguna renuncia” y también a “personal necesario para hacer algún tipo de función en especial que requiera el municipio”, para lo cual “se le ha hecho algún tipo de arreglo en clasificación”.

Sobre el estatus de los trabajadores cuya información fue requerida por Justicia, el mandatario comentó que hay “alrededor de seis a siete que están trabajando actualmente en el municipio”, mientras confirmó que algunos de los nombres de la lista son empleados de confianza que ya no están trabajando en el municipio.

“En ningún momento nos han dicho a qué corresponde el requerimiento”, sostuvo.

Por otro lado, Irizarry Pabón negó que exista un esquema dentro de su administración para que empleados abonen al pago de un alegado préstamo utilizado para financiar su campaña electoral de 2020.

“Son rumores que cada cual utiliza a su manera y nosotros no vamos a entrar en especulaciones. Tan pronto haya algo claro, haremos algún tipo de manifestación”, sentenció el ejecutivo municipal, quien afirmó que desde que asumió la poltrona municipal solo ha realizado “algunas actividades de recaudación de fondos” para su colectividad en carácter de presidente del Partido Popular Democrático en Ponce.

Por su parte, el Departamento de Justicia se limitó a indicar a través de declaraciones escritas que, como política pública, “no ofrece detalles que puedan afectar investigaciones en curso”.

Bajo la lupa del Contralor Electoral

EL VOCERO también supo que la Oficina del Contralor Electoral (OCE) investiga asuntos relacionados a la campaña de Irizarry Pabón y el financiamiento.

La pesquisa es producto de información revelada durante varias auditorías, al igual que señalamientos que llegaron a la contraloría de parte de otras dependencias que también indagan sobre el asunto.

Las disposiciones de la Ley para la Fiscalización del Financiamiento de Campañas Políticas y el ordenamiento aplicable otorgan a la OCE hasta 30 meses para auditar las campañas.

Tras 12 años como asambleísta municipal, Irizarry Pabón logró en los pasados comicios electorales lo que ningún candidato del PPD había conseguido en la pasada década: vencer a la hoy delegada congresional Meléndez Altieri.

Para aspirar a la alcaldía, Irizarry Pabón primero tuvo que enfrentar a Rafael Zayas Colón, hijo del exalcalde popular y exrepresentante Francisco Zayas Seijo, en una sonada primaria que ganó por amplio margen al obtener el 64.85% de los votos.

Precisamente, fue Zayas Seijo quien perdió la poltrona municipal ante Meléndez Altieri en una elección enmarcada en una división entre los populares que llevó a la creación del Movimiento Autónomo Ponceño (MAP) por parte del exadministrador municipal bajo la incumbencia del también popular Rafael Cordero Santiago, el licenciado Carlos Jirau.

En la elección general de 2020, Irizarry Pabón salió favorecido con 30,117 votos, venciendo a la incumbente Meléndez Altieri, del Partido Nuevo Progresista (PNP), que obtuvo 13,099. El candidato del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ramón Rodríguez Ramos, acumuló 3,053 votos; y el aspirante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), José Víctor Madera, sumó 2,488 sufragios.

Con relación a una posible pesquisa, el contralor electoral Walter Vélez dijo a EL VOCERO que “en este momento no puedo comentar sobre investigaciones. La ley prohíbe que emita cualquier tipo de expresión hasta que sea final y firme”.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.