Cornier Torres

El grafitero ponceño Juan Luis Cornier Torres, acusado por el asesinato de la teatrera sangermeña Valerie Ann Almodóvar Ojeda, fue encontrado culpable de todos los cargos en su contra por el juez Daniel López González en la tarde de hoy, lunes, en el Centro Judicial de Ponce.

La conclusión del juicio ocurrió a casi tres años de la muerte de Almodóvar Ojeda, cuyo cadáver amortajado en bolsas y en un edredón fue abandonado en el barrio Garzas, en Adjuntas.

Más temprano en el día, la defensa presentó a su único testigo, el serólogo Roberto López Arroyo, del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), quien llegó en horas de la tarde luego que fue contactado vía telefónica e instruido a trasladarse cuanto antes al tribunal tras alegadamente no recibir la citación a comparecer en noviembre.

Con el testimonio de López Arroyo concluyó el desfile de la prueba.

Acto seguido, la defensa y el Ministerio Público presentaron sus informes finales ante el juez.

El magistrado emitió su fallo inmediatamente concluyeron los argumentos finales.

El Ministerio Público, representado por los fiscales Marjorie Gierbolini Gierbolini, Ildefonso Torres Rodríguez y Sharleen Rosa de Jesús, presentó 10 testigos a lo largo del proceso judicial que se extendió por más de dos años debido a múltiples mociones de la defensa de Cornier Torres y otros incidentes.

Entretanto, los abogados de Cornier Torres son Juan de Jesús Vélez Rodríguez, José Figueroa Zayas y José Colón Pérez.

De acuerdo con la Fiscalía, Almodóvar Ojeda de 23 años, fue asesinada a puñaladas por Cornier Torres el 17 de diciembre de 2018 en la residencia del grafitero en la barriada Baldorioty en Ponce.

Cornier Torres luego dispuso del cadáver cerca de la carretera 518 en el barrio Garzas de Adjuntas.

Los dos coacusados en el caso, Carlos Pacheco Santiago y Loreinne Bonet Torres, testificaron en contra de Cornier Torres, como parte de un acuerdo con el Magisterio Público.

El fiscal Torres Rodríguez explicó que el Ministerio Público solicitó al magistrado que la sentencia impuesta a Cornier Torres sea dictada el 14 de enero debido a que van a solicitar la consideración de agravantes por los delitos de violación a la Ley de Armas.

“Ese detalle de los agravantes no está disponible en el asesinato porque es una pena de 99 años, sin embargo conforme a derecho lo que procede es que nosotros ahora nos sentamos y presentamos una moción ante el Tribunal para solicitar que, en su día, dicte sentencia como lo establece la ley. Debería ser una sentencia con agravantes”, abundó.

Por su parte, la fiscal Gierbolini Gierbolini, subrayó que el fallo envió un mensaje contra la violencia  en el país, en espacial aquella dirigida hacia las mujeres.

“No hay tolerancia para la violencia contra la mujer y la violencia en general, punto. Nos sentimos satisfechos de que a Valerie se le hizo justicia”, sostuvo.

El secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, se hizo eco de las expresiones de la fiscal al destacar en declaraciones escritas que esta decisión debe servir “de disuasivo para aquellos que todavía no valoran a la mujer y no saben controlar sus impulsos”.

Emanuelli Hernández agradeció al Ministerio Público, la Policía, el Instituto de Ciencias Forenses y otros funcionarios por la labor realizada que “produjo una investigación sólida con evidencia contundente que no podía tener un resultado distinto”.

“El responsable de este crimen irá directo a la cárcel”, recalcó el secretario en declaraciones escritas.

Se hizo justicia

Por otro lado, los familiares de Almodóvar Ojeda manifestaron sentirse orgullosos por el desenlace del juicio.

“Yo sé que no me la van a devolver, pero sé que tanto el juez como los fiscales le hicieron justicia a mi hija. Solo Dios sabe lo que pasó”, expresó Zaida Ojeda Pérez, madre de la teatrera, quien agradeció al pueblo puertorriqueño por el apoyo demostrado a lo largo del proceso.

“Todos oraban porque se hiciera justicia y llegó el momento. Se hizo justicia por la paz de ella (Valerie Ann), la de nosotros y sus amistades”, agregó.

Mientras que la hermana de Valerie Ann, Deddie, indicó que se sintió confundida y que llegó a pensar que “éste momento no iba a llegar”.

“Solamente quisiera que las mujeres y las personas que están pasando por esto no tengan que pasar por esto y ya”, concluyó.