Conferencia_alcalde_Catano_PAR

El director de obras públicas de Cataño fue sentenciado a 30 meses de prisión y tres años de libertad supervisada. >Archivo / EL VOCERO

 

El esquema de comisiones ilegales (‘kickbacks’) alegadamente entregadas por los directivos de la empresa J.R Asphalt a funcionarios municipales sigue redundando en sentencias de cárcel significativas contra los que aceptaron sobornos a cambio de favorecerlos con contratos.

Este miércoles, los directores de obras públicas de los municipios de Cataño y Guayama, Pedro Marrero Miranda y Ramón Conde Meléndez, respectivamente, fueron sentenciados en vistas separadas. Ambos habían recurrido a Fiscalía Federal para confesar sus roles en los esquemas de ‘kickbacks’ que tomaron lugar en Cataño y Guayama.

Según el documento de información emitido por el ministerio público, Marrero Miranda, de 54 años, conspiró con los “Individuos A y B”, dueños de la “Compañía A”, a beneficiarlos con contratos de remoción de asfalto y certificar facturas emitidas a cambio de un ‘kickback’ equivalente a $1 por cada metro cuadrado de asfalto removido en Cataño entre 2019 y 2021. En ese plazo de tiempo, Marrero Miranda recibió más de $95,000 en ‘kickbacks’.

La sentencia emitida por el juez federal Raúl Arias Marxuach fue casi consistente con la sentencia recomendada por la fiscalía, 30 meses de prisión y tres años de libertad supervisada. El ministerio público recomendó entre 30 a 34 meses, pero solo dos años de libertad supervisada.

En el caso de Conde Meléndez, de 56 años, el juez federal Pedro Delgado Hernández los sentenció a dos años en prisión y dos años de libertad supervisada. El ministerio público había recomendado una sentencia de 30 meses.

Al igual que Marrero Miranda, Conde Meléndez también recurrió a la Fiscalía Federal y confesó su participación en el esquema perpetrado en Guayama, también para lucrarse con ‘kickbacks’ por trabajos de asfalto efectuados por la “Compañía A” a cambio de una comisión ilegal de $1 por metro cuadrado de asfalto removido en el municipio. Tras concretar el convenio corrupto con el Individuo A en 2019, Conde Meléndez llegó a recibir más de $15,000 en ‘kickbacks’.

Los hechos de este caso comparten vínculos con los casos pendientes con señalamientos por soborno y ‘kickbacks’ con fondos federales contra cuatro contratistas, seis alcaldes y un ayudante ejecutivo municipal.

En los casos de Marrero Miranda y Conde Meléndez, la empresa de asfalto aludida en los documentos federales supone ser J.R Asphalt, cuyos propietarios Raymond Rodríguez y Mario Villegas acumularon varios contratos de asfalto mediante promesas de ‘kickbacks’ a funcionarios municipales claves en el otorgamiento de contratos de asfalto.

Junto al exalcalde de Cataño, Félix Delgado Montalvo, y el contratista y otrora recaudador de la Palma, Oscar Santamaría, Rodríguez se declaró culpable mediante un documento de información. Mientras que su socio, Villegas, fue arrestado en diciembre del 2021 y se acogió a un cambio de alegación en agosto.

El esquema de ‘kickbacks’ a cambio de contratos de asfalto para J.R Asphalt, presumiblemente la Compañía A en los documentos federales, se repitió también en Humacao y Aguas Buenas, lo que a su vez provocó las acusaciones contra los exalcaldes de esos municipios, Reinaldo Vargas y Javier García, respectivamente. Aunque también ocurrió en Trujillo Alto, el exalcalde José Cruz se entregó al ministerio público y su caso se generó mediante la modalidad de información.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.