Julia Keleher

La exsecretaria de Educación fue arrestada por primera vez a principios de julio.

La exsecretaria de Educación Julia Keleher y el desarrollador Ariel Gutiérrez fueron arrestados hoy por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) por su participación en un esquema de soborno y conspiración.

La acusación alega que el propósito de la conspiración era que Keleher usara su posición oficial como secretaria de Educación para enriquecerse al solicitar y aceptar cosas de valor, y para que otros se enriquecieran obteniendo una acción oficial favorable.

El acusado Ariel Gutiérrez facilitó que Keleher recibiera beneficios financieros en relación con su arrendamiento y compra de un apartamento en Ciudadela, en Santurce, a cambio de la firma de una carta de Keleher de dar 1,034 pies cuadrados de la Escuela Padre Rufo a una empresa privada.

La acusación detalla que Keleher vivió bajo un contrato de arrendamiento de $1 desde junio hasta diciembre de 2018. El costo mensual del apartamento de dos cuartos en el complejo es de $1,500. 

Además, el costo por la compra del apartamento -en diciembre- fue de $297,500 y se le concedió un incentivo de $12 mil. Según la acusación, los bonos para este tipo de apartamento "rara vez exceden los $5 mil". 

El terreno de la escuela Padre Rufo que cedió, queda detrás del edificio Ciudadela y fue utilizado por el desarrollador para ensanchar la carretera, informó una fuente de EL VOCERO

"La corrupción pública continúa erosionando la confianza de los ciudadanos en los funcionarios del gobierno. La acusada Keleher explotó su posición en el gobierno para beneficiarse a sí misma y a otros individuos ", dijo el jefe de la fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow.

"Los funcionarios del gobierno tienen que realizar sus deberes honestamente y éticamente. Cuando no lo hagan, serán obligados a rendir cuentas", agregó el funcionario federal.

Keleher fue arrestada por primera vez el 10 de julio y enfrenta otros cargos por conspiración para cometer fraude electrónico y robo de fondos federales. 

Mientras que Gutiérrez fue acusado hace unos 20 años en el caso de fraude de sobre $300 millones al desaparecido banco Caguas Federal, a Lorenzo Muñoz Franco y el exbanquero Francisco Sánchez Aran. 

Los acusados se enfrentan a hasta 10 años por conspiración y soborno de programas federales, y hasta 20 años por fraude electrónico, de ser encontrados culpables. 

El fiscal a cargo del caso es José Capó.

Pendientes a elvocero.com para la ampliación de esta noticia.