Sesión del Senado

Los senadores se reunieron ayer para sesionar en el Capitolio. 

La Cámara de Representantes tiene ante su consideración un proyecto legislativo que enmienda la Ley del Departamento de Seguridad Pública (DSP) para que sus integrantes puedan sancionar con pena de reclusión o multas a quienes violen cualquier orden ejecutiva de toque de queda que emita la gobernadora Wanda Vázquez

El Proyecto del Senado 1545 - del presidente del Senado Thomas Rivera Schatz- fue aprobado ayer sin enmiendas en ese cuerpo. La votación fue de 18 votos, cinco en contra y seis legisladores ausentes. Ahora, la pieza que se bajó a votación por descargue en el Senado pasa a la evaluación de la Cámara.

Entre los votos en contra, figuran los populares Aníbal José Torres, Cirilo Tirado, y José Luis Dalmau. También le votaron en contra el senador independentista Juan Dalmau y el senador independiente José Vargas Vidot.

Vargas Vidot cuestionó que la pieza legislativa se haya dejado abierta para penalizar a quienes violen cualquier orden ejecutiva que emita el gobernador de turno."Es una orden a que se arreste a todo el que incumpla cualquier dictamen de un decreto Ejecutivo. Entonces, para mí eso da margen a que la propia gobernadora decida si mañana es un delito estornudar pues inmediatamente se tipifica como delito y entonces la gente se arresta por estornudar", dijo.

Con esta ley, según Vargas Vidot, cualquier persona puede ser arrestada sin ninguna excusa por no cumplir con las órdenes ejecutivas. "Mañana se le puede ocurrir algo caprichoso a un gobernador- que parezca ser anti epidemiológico- y convertir eso en una imposición que será castigada por ley como si fuera un delito", manifestó el senador independiente a EL VOCERO.

Mientras que Dalmau, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), dijo que le votó en contra porque entiende que este es el tiempo de orientar a la ciudadanía y no de "tener un enfoque criminal ni penalizante de la conducta".

"La gobernadora, al aprobar su orden ejecutiva, incluye penalidades de $5,000 de multa o hasta seis meses de cárcel, pero Wanda no puede legislar penalidades. Entonces, el Senado está un poco haciendo el trabajo de desastre jurídico para aprobar dentro de la Ley del DSP lo que sería una disposición adicional en casos de emergencia, que sería que aquel que violente una orden ejecutiva que emita la gobernadora o gobernador bajo cualquier emergencia está sujeto a una penalidad de hasta seis meses de cárcel o a una multa de $5,000", alertó el senador independentista.

En esencia, la medida legislativa enmienda el artículo 6.14 de la Ley 20 de 2017 para sancionar con una pena de reclusión no mayor de seis meses, multas que no deben exceder los $5,000 o ambas penas a discreción del tribunal a quien “incumpla, desacate o desobedezca de cualquier forma una orden ejecutiva del gobernador de Puerto Rico estableciendo un toque de queda”.

El decreto comenzaría a regir inmediatamente que La Fortaleza estampe su firma en la medida.

La Cámara celebrará mañana una sesión presencial en el Capitolio a partir de las 11:00 de la mañana. 

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.