Carcel

BAYAMÓN – La confinada Evelyn Ojeda Pérez, una de las fundadoras de una cooperativa de reclusas que se dedican a la costura y quien cumplía una cadena perpetua por un asesinato ocurrido en el área de Fajardo en el 2004, murió ayer en la cárcel de Bayamón.

Ojeda Pérez, quien tenía 55 años, se encontraba en medio de una batalla legal al pedir un traslado a una cárcel en Estados Unidos, donde viven sus cinco hijos y nueve nietos.

La reclusa fue hallada muerta en su celda en horas de la tarde de ayer. El cadáver no presentaba signos de violencia y padecía de varias condiciones médicas.

La fiscal Mónica Pérez Díaz expidió la boleta para el levantamiento del cadáver, el cual fue llevado al Negociado de Ciencias Forenses para que se determine la causa de la muerte.