masacre en Río Piedras

Alexis Antonio Padilla Rodríguez, el joven que resultó críticamente herido en la masacre escenificada anoche en el residencial Ernesto Ramos Antonini, en Río Piedras, presuntamente fue uno de los autores de la matanza.

Padilla Rodríguez fue llevado a una unidad de trauma en el Centro Médico de Río Piedras, en la que se mantenía bajo vigilancia policial. A las 8:19 de esta mañana fue declarado muerto, sumando seis las víctimas de la matanza.

Al resultar herido entre los edificios 1 y 2, sus compinches comenzaron a disparar sus fusiles para cubrir su retirada. En el lugar de levantaron más de 600 casquillos de rifes AK-47. Se estima que en las cuatro zonas en que se dividieron las escenas los casquillos suman alrededor de 1,200.

El joven herido tiene domicilio en la urbanización El Plantío, en Toa Baja. Los sicarios lo fueron a buscar en horas de la tarde en una guagua blanca, que se ve en los vídeos caseros de la balacera.

Se procuraba establecer la relación de Padilla Rodríguez con sicarios del residencial Jardines de Sellés, en guerra con el bando de narcos de Ramos Antonini y de un grupo de individuos armados del municipio de Loíza.

Uno de los jóvenes asesinados, Ángel Yadiel Henríquez Agosto, de 21 años, estaba acusado en el foro federal junto a otros siete individuos por la balacera registrada en la mañana del pasado Día de Reyes en la calle marginal de Villa Mar, frente al negocio Zokkus, en Isla Verde, en Carolina.

En esa balacera resultó muerto Gregorio Cruz Pérez, de 30 años, y herido de gravedad José Rodríguez Hernández, de 30 años. La balacera fue grabada por vecinos que estaban en sus apartamentos en Isla Verde.

Al ocurrir la balacera en Isla Verde, los vídeos captaron a Jordan Junior Castillo Cordero, de 26 años, otra de las víctimas de la masacre de ayer. Jordan, señalado como el líder de la narco organización de Ramos Antonini, estuvo en Isla Verde al ocurrir la balacera del Día de Reyes. No fue acusado porque en los vídeos no se le ve con armas.

En una de las escenas fueron ultimados Jordan Yadiel y Emmanuel Enrique Báez Padilla, de 43 años, entre los edificios 1 y 2.

En las inmediaciones del edificio 29 fue asesinada Kathia Matos Sandoval, de 26 años, y en la cuarta escena cayó asesinado Ermes Omar Sanjurjo, de 25. La balacera se concentró en la salida hacia Villa Prades.

Las víctimas, según las versiones bajo pesquisa, sabían que iban a ser atacadas y tras comenzar la balacera, los sicarios del punto respondieron el fuego hiriendo a Padilla Rodríguez.