Escena de masacre en Ramos Antonini

Escena de masacre en Ramos Antonini

Trascurridos ocho días de haberse registrado una masacre en el Residencial Ramos Antonini, en Río Piedras que cobró seis vidas, no se han realizado arrestos de los autores que supuestamente están identificados, mientras crece la tensión en el caserío donde varios inquilinos han sido expulsados por presuntos vínculos familiares y de amistad con los sicarios.

Los individuos a cargo del punto gozan de la seguridad que brinda el patrullaje policiaco, pues la presencia de uniformados no les impide ejercer el control en el caserío y ordenar el desalojo de aquellos que se sospecha tienen vínculos con narcos del cercano Residencial Jardines de Sellés.

La masacre ocurrió al caer la noche del lunes 10 de octubre y varios días después fue arrestada en uno de los apartamentos la joven Jaquersey Viera Soto al hallarse armas, municiones y drogas. La mujer quedó bajo custodia de agentes federales.

Además de esa intervención, no se han realizado arrestos en el lugar.

La Policía anunció la semana pasada que se estarían realizando operativos en distintos residenciales y lugares de trasiego de drogas. Hasta hoy no se ha realizado operativo alguno, más allá de una intervención anoche en el Residencial El Trébol.

La Policía, entre otras agencias, se encuentra auspiciando una actividad religiosa bajo el nombre Abrazo por la paz, a celebrarse en la cancha del Residencial Ramos Antonini a las 5:00 de la tarde del jueves 24 de octubre con la participación de Samuel Hernández y Bryan Caro.