Accidente Aguadilla

AGUADILLA – Un niño de 6 años resultó gravemente herido anoche en un choque que, según la Policía, fue provocado por su mamá que presuntamente conducía ebria y realizó un viraje indebido en la PR-2.

En un informe del Negociado de Tránsito, el sargento Jonathan D. Avilés Tabar, de Patrullas de Carreteras en Aguadilla, señala que el choque ocurrió a las 10:02 de la noche de ayer.

Según el informe, el agente José Velázquez Morales establece en su investigación, que mientras Jessibeth Hilerio López, de 28 años y residente en Aguadilla y con licencia de conducir expirada, conducía el vehículo de motor marca Suzuki Vitara color gris modelo de 2003 por la carretera PR-2 en dirección de Oeste a Este. Al llegar a la intersección con la PR-459, realizó un viraje a la izquierda rebasando la luz roja, dando lugar a que por tal descuido y negligencia fuese impactada en la parte lateral derecha por la parte frontal del vehículo de motor marca Hyundai Tucson color azul modelo del 2021 el cual transitaba en el carril izquierdo de la carretera PR-2 en dirección Este a Oeste.

La guagua Hyundai Tucson era conducida por Yaileen Daliz Valentín Class, de 25 años y residente en Moca.

Agrega el informe que como pasajero del vehículo Suzuki Vitara se encontraba un menor de 6 años hijo de la conductora, quien debido al impacto de los vehículos salió expulsado, siendo transportado al Hospital Buen Samaritano de Aguadilla en condición de gravedad. El menor fue atendido por la doctora Concepción, quien refirió al menor al Hospital Pediátrico de Río Piedras, en una ambulancia aérea.

El agente Carlos Valentín Mantilla le realizó la prueba de aliento a Hilerio López arrojando 0.174 centésimas de alcohol, legalmente ebria, mientras que Valentín Class arrojó 0.007 centésimas, por debajo del mínimo.

La fiscal Miriam Nieves Vera ordenó ocupar ambos vehículos de motor para investigación e inspección.