Valeria Pérez Delgado

Los padres de una joven estudiante universitaria oriunda de Manatí y radicada en Orlando, Florida, viajaron a Puerto Rico e identificaron el cadáver de su hija que fue hallado baleado a las 7:28 de la noche del pasado lunes en la PR-854, cerca del antiguo molino de trigo en Toa Baja.

La joven Valeria Pérez Delgado, tenía 19 años y había viajado a Puerto Rico con una amiga con la aparente intención de compartir con un joven del que estaba enamorada.

La amiga regresó a Orlando, pero nada se supo de Valeria. La jovencita estaba quedándose en la vivienda de unas amistades en Río Piedras y fue a Manatí a ver a sus familiares.

Valeria vivía en un apartamento con su amiga en Orlando, y los familiares desconocían por qué la estudiante supuestamente cambió la fecha del pasaje.

El capitán Ricardo Haddock, director del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón, dijo que la familia leyó en elvocero.com la descripción de la joven ofrecida por la Policía tras el hallazgo del cadáver.

Coincidía con su hija, de unos 20 años, tez blanca, cabello negro lacio y el tatuaje de un dragón en la espalda, entre otras características.

Tras no lograr comunicarse con Valeria ni con su amiga, optaron por viajar a San Juan y entre el viernes y sábado completaron los procesos para identificar el cadáver.

Haddock explicó que los agentes de la División de Homicidios comenzaron a examinar las cuentas en las redes sociales de la joven y que esperaban entrevistar a distintas amistades que mantenía en Puerto Rico.

En ángulo de violencia de género no está descartado, dijo Haddock.

En lo transcurrido de año, la Policía ha informado sobre los asesinatos de 43 mujeres, y en nueve de los casos se da como móvil la violencia de género.