El juez federal Gustavo Gelpí no tomará, en este momento, ninguna medida en contra del productor Sixto Jorge Díaz Colón, mejor conocido como Sixto George, luego de que su abogada argumentó sobre por qué no debe ser encontrado en desacato o ser sancionado por sus recientes expresiones en las redes sociales a pesar de la existencia de una orden de mordaza en el caso.

“Dada la representación del acusado de que se abstendrá de comentar públicamente sobre el caso, por la presente se le advierte que en un futuro resultará en desacato al tribunal. En este momento, el tribunal no tomará ninguna medida adicional. Sin embargo, se reserva el derecho de volver a examinar el asunto si es necesario”, señala la orden de Gelpí.

El juez afirmó que las declaraciones de Díaz Colón al solicitar un juicio público son voluntarias “y como tales sujetas a la admisibilidad; pueden ser utilizadas por el gobierno en el juicio o para cualquier otro propósito”.

Argumento de la defensa

La abogada del acusado, Sulay Ríos Fuentes, presentó una moción sellada en la que le pidió al juez que señalara una vista para que Díaz Colón responda por qué no debía ser encontrado en desacato por violar la orden de mordaza.

El acusado escribió en su cuenta de Facebook: “Vamos a ver quiénes son los corruptos aquí… loco que llegue el día del juicio”… “Pediría que se televisara para que todo Puerto Rico vea cómo los federales te fabrican un caso desde la maldad, mentira y la corrupción”.

De igual forma, señaló que los federales tienen un “imaginario a nivel Netflix”.

De acuerdo con el pliego acusatorio, el productor amenazó e intentó extorsionar al entonces secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira, y al entonces gobernador Ricardo Rosselló para detener la publicación de un segundo chat de Telegram a cambio de un pago de $300,000 y la reanudación de dos contratos con agencias públicas.