Cerezo

Cerezo fue la primera mujer en ser nombrada jueza federal en la Isla. >Archivo/EL VOCERO

El juez presidente del Tribunal Federal, Gustavo Gelpí, confirmó que la jueza del distrito de Puerto Rico Carmen Consuelo Cerezo se retirará, efectivo el 28 de febrero, por lo que surge una nueva vacante en ese recinto.

"Como juez presidente del Tribunal Federal, me enorgullece poder decir que fui colega de la juez Cerezo por quince años, y que la conozco desde que era niño. Tuve la oportunidad de por varios años comparecer ante ella como abogado y luego también asistirla en sus casos cuando fui magistrado”, señaló Gelpí.

Indicó que Cerezo deja un enorme legado en el Tribunal Federal. 

Recordó que todos los jueces de distrito, los jueces "senior" y los magistrados comparecieron ante ella.  

"Desde el estrado era sumamente exigente y nos enseñó a siempre estar preparados al máximo. Con su ejemplo, nos enseñó a poner al tribunal en lo más alto como el lugar donde el pueblo busca se haga justicia. Demostró  además cómo tratar a todo individuo que comparece aquí con la misma dignidad y respeto”, afirmó.

Destacó que Cerezo siempre será un gran ejemplo para toda mujer que aspire a ser una profesional, líder y madre de familia.

 "Con amor, dedicación, pasión, devoción y su enorme fe supo hacerlo todo de una manera muy especial, cumpliendo así con sus múltiples obligaciones. Hubo muchos momentos a través de los años que sacrificó su vida personal para cumplir con sus importantísimos menesteres constitucionales. Pero a la vez, siempre sacaba el tiempo para compartir con su tan querida familia, su esposo Benny, sus dos hijos Rosanna y Francisco y su nieta Gabriela, quienes siempre han sido la luz de sus ojos”, expresó.

Señaló que la jueza Cerezo será siempre un importante valuarte de la historia del Tribunal Federal. 

" La persona que sea escogida por el presidente (Joe) Biden para llenar la posición vacante que deja a final de mes ciertamente tendrá por delante un enorme legado que emular”, concluyó Gelpí.

Cerezo fue la primera fémina en ser nombrada jueza federal en la Isla y la primera latina en ocupar una posición en la judicatura federal. Fue nombrada a esa posición en el 1980 por el expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter.

Cerezo posee un bachillerato en artes de la Universidad de Puerto Rico.

Obtuvo el juris doctor de la Universidad de Puerto Rico en el 1966.

En 1988 obtuvo una maestría en derecho de la Universidad de Virginia.

Estuvo en la práctica privada solo por ocho meses, cuando en el 1967 fue nombrada jefa de los oficiales jurídicos del juez Luis Negrón Fernández, del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

Un año después se convirtió en oficial jurídico del Tribunal Federal de Puerto Rico hasta el 1972.

Desde el 1972 al 1976 fue nombrada jueza superior y desde ese año hasta el 1980 fue jueza del Tribunal de Apelaciones.

Entre sus órdenes más notorias, figura el permitir a los transgéneros cambiar su género en los certificados de nacimiento. 

Este diario supo uno de las candidatas a llenar la vacante de Cerezo es la magistrada federal Camille Vélez Rivé.