Jensen Medina Cardona

Jensen Medina Cardona.

Las dos pistolas registradas a nombre del cerrajero Jensen Medina Cardona, acusado ayer como presunto asesino de la joven ejecutiva Arrelys Mercado Ríos, fueron ocupadas anoche durante un allanamiento en su hogar en una urbanización en Caguas.

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo acudieron a la residencia de Medina Cardona después de que prestara $200 mil de fianza mediante una compañía de fianzas y otros $100 mil diferidos por la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ) que le señaló la jueza Irmarie Colón Massó por asesinato en primer grado, portación ilícita de arma y apuntar y disparar un arma de fuego contra un ser humano.

Medina Cardona, de 32 años, salió del tribunal y al llegar a su casa llegaron los agentes con una orden de allanamiento. En la casa ocuparon dos pistolas calibre 9mm. una marca Glock y otra HK Heckler & Koch.

El cerrajero tiene licencia de tiro al blanco, pero no de portación. Se presume que con una de esas armas supuestamente le disparó en el cuello a Arellys.

No se ha informado si el proyectil fue recuperado en la autopsia, y se requerirán pruebas de balística para determinar si alguna de esas pistolas es el arma homicida.

Medina Cardona está sujeto a un arresto domiciliario y según el teniente coronel Juan Jose García, comandante del área policíaca de Caguas, hasta el mediodía de hoy no se habían radicado querellas de amenaza alguna contra su vida.

En tanto, el Departamento de Justicia informó hoy que impartió instrucciones a los fiscales asignados al caso para que sometan una moción para solicitar un aumento de la fianza impuesta a Medina Cardona.

“En el día de hoy, hemos impartido instrucciones a los fiscales asignados al caso de asesinato de la joven Arellys Mercado Ríos para que se someta una moción solicitando un aumento de fianza contra el señor Jensen Medina Cardona”, dijo la secretaria de Justicia, Dennise N. Longo Quiñones, en declaraciones escritas.

Asimismo, entendió que “la decisión de la honorable Irmarie Colón Masso de fijar una fianza de $300,000 no aquilata adecuadamente la seriedad del crimen, la conducta evasiva y destemplada del imputado y el riesgo a la comunidad que este representa. Esperamos que el tribunal acoja la petición del Ministerio Público. La víctima, su familia y el pueblo de Puerto Rico merecen paz y sobre todo justicia”.