masacre Rio Piedras

Las dos guaguas Kia color blancas en la que los ocho sicarios que perpetraron el lunes la masacre que cobró seis vidas en el residencial Ernesto Ramos Antonini, en Río Piedras, fueron ocupadas anoche cerca de ese caserío.

Agentes del strike force recibieron una confidencia y llegaron al estacionamiento de un complejo de viviendas deshabitado detrás del residencial Jardines de Sellés, donde residen gran parte de los ocho sicarios que participaron en la matanza, de los cuales uno murió ayer en el Centro Médico de Río Piedras tras resultar herido en el fuego cruzado.

Las guaguas Kia Sedona y otra Kia Sportage fueron hurtadas recientemente.

Las guaguas fueron llevadas anoche al Negociado de Ciencias Forenses, donde peritos recibieron la encomienda de levantar huellas dactilares y ADN, así como otras piezas de evidencia.