Pablo Casellas

Pablo Casellas fue convicto por el asesinato de su esposa Carmen Paredes.

Pablo Casellas, quien enfrentará un nuevo juicio por el asesinato de su esposa, pasaría el fin de semana en prisión, estimó su abogado Harry Padilla.

“Te diría que no saldría hasta la semana que viene. El proceso es complicado normalmente y la pandemia lo complica aún más. Una fianza de esta naturaleza envuelve un grillete, un tercer custodio, ubicación y una línea telefónica. Todavía estamos bregando lo del tercer custodio. No espero que el proceso culmine antes de la semana que viene”, señaló el letrado en entrevista con EL VOCERO.

Comentó que, para comunicarse con su representado “es un proceso. Tiene que ser por teléfono”. Destacó que el auto de prisión, que es un documento oficial para la fianza, aún no le ha llegado.

El pasado miércoles, el panel de jueces del Tribunal de Apelaciones, compuesto por Olga Birriel, Abelardo Bermúdez Tres y Ángel Pagán Ocasio, ordenó la celebración de un nuevo juicio y la celebración de una vista de fianza, efectuada ayer.

A Casellas se le impuso una fianza de $2 millones.

“Se dejan sin efecto las sentencias condenatorias por los tres delitos graves y se ordena la celebración de un nuevo juicio”, reza la sentencia.

Los jueces concluyeron que, tras realizar un extenso análisis sobre el desarrollo doctrinario de la institución del jurado y guiado por el dictamen de Ramos v. Louisiana, el Tribunal Supremo de Puerto Rico reconoció que la unanimidad es parte esencial del derecho a un juicio por jurado. 

“No menos importante, el tribunal nos recordó que el derecho a un juicio por jurado de la Enmienda Sexta es un derecho fundamental que aplica a los estados a través de la cláusula del debido proceso de la ley de la Enmienda Decimocuarta y, por lo tanto, a Puerto Rico”, señala el escrito.

“Según vimos, el Tribunal Supremo de Puerto Rico puntualizó que no existe justificación alguna para que, en nuestro ordenamiento, se niegue la aplicación de un derecho fundamental que los demás estados de la unión están obligados a reconocer. En otras palabras, rayaría en los insólito pagar por una interpretación distinta, pues se crearía un desfase en el cual los habitantes de Puerto Rico gozarían de menos derechos que sus conciudadanos americanos que residen en cualquier estado de la unión”, agrega el escrito.

El 1 de marzo de 2015, el fenecido juez José Ramírez Lluch sentenció a 109 años de prisión a Casellas por el asesinato de su esposa. Este fue encontrado culpable por un jurado 11-1 por asesinato en primer grado, destrucción de pruebas, infracción al artículo 5.15 de la Ley de Armas.