Francisco Besosa

El juez federal Francisco Besosa 

La defensa de Jairo Huertas Mercado, cuyo caso es elegible a la pena de muerte por el secuestro y asesinato de un hombre en San Lorenzo en junio de 2018, informó al juez federal Francisco Besosa que su cliente aún no puede notificar si tiene la intención de declararse culpable o enfrentará el juicio en su contra.

Los abogados Melanie Carrillo y Christopher Adams expusieron en la moción que si el Departamento de Justicia federal certificara el caso como uno de pena capital, el acusado sería obligado a comparecer a juicio.

Atraso por pandemia

La defensa planteó que debido a la pandemia de Covid-19, la preparación de este caso se ha visto “seriamente” obstaculizada, incluida la investigación de mitigación, hasta que se difunda la vacuna y se puedan reanudar los viajes.

Argumentó que sin la adecuada investigación de mitigación, no puede cumplir con los protocolos del Departamento de Justicia federal.

Los abogados señalaron que si el ministerio público decide no buscar la pena capital, entonces no se le requeriría la presentación de la mitigación.

“Hasta que el gobierno elimine la pena de muerte, el acusado no está en condiciones de informar al tribunal sobre si puede declararse culpable o si será obligado a ser juzgado”, reza la moción.

Enfatizan que si el caso fuera certificado a la pena de muerte, entonces el acusado sería obligado a enfrentar el juicio en su contra.

Sobre los hechos

Huertas Mercado —presunto asaltante y secuestrador del cantante de música urbana Bryant Myers— fue acusado en un pliego enmendado junto a otras cuatro personas por secuestrar y asesinar a tiros a un sujeto en hechos ocurridos el 8 de junio de 2018.

La acusación, emitida por un gran jurado, alega que el día del crimen Brian “Retro” Díaz Serrano, Roberto “Cocodrilo” Meléndez Hiraldo, Huertas Mercado, Joshua Luyando González y Jadnel “Potro” Flores Náter secuestraron a la víctima —identificada por sus iniciales W.G.E.—, la llevaron a un lugar remoto y le dispararon más de 30 veces con varias armas de fuego.

La acusación incluye un cargo por secuestro y dos cargos por usar, portar y disparar un arma de fuego durante un crimen violento que resultó en la muerte de W.E.G.