María Milagros Charbonier
La exrepresentante del PNP, María Milagros Charbonier, fue acusada al igual que su esposo e hijo. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

La pandemia de Covid-19 ha provocado retrasos en el procesamiento de múltiples casos de corrupción en el foro federal, que han quedado pendientes para este nuevo año pero sin fecha señalada para el inicio de los juicios.

Estos son: los dos casos contra la exsecretaria de Educación, Julia Keleher; el del exalcalde de Yauco, Abel Nazario, y los casos de los exrepresentantes María Milagros “Tata” Charbonier, Néstor Alonso y Nelson Del Valle.

Keleher fue acusada el 9 de julio de 2019 por un gran jurado federal, junto a la extitular de la Administración de Servicios de Salud (ASES), Ángela Ávila, el excontratista de la empresa de asesoría financiera BDO, Alberto Velázquez Piñol; el socio administrador de BDO Fernando Scherrer Caillet y las hermanas Glenda Ponce Mendoza, exayudante de Keleher; y Mayra Ponce Mendoza, propietaria de la compañía Colón & Ponce.

El 10 de agosto de 2020, un gran jurado emitió un pliego enmendado en el que se agregó al propietario de la empresa Intelligent Grant Solutions (IGS), Aníbal Jover Pagés.

El grupo es acusado por presuntamente participar en un esquema de fraude por $13 millones en ambas agencias públicas.

Keleher enfrenta un segundo caso que fue radicado por un gran jurado el 14 de enero de 2020, junto al ingeniero Ariel Gutiérrez, por un presunto esquema de soborno en relación con la cesión de un terreno de la Escuela Padre Rufo, en Santurce, al condominio Ciudadela.

De otra parte, Nazario enfrenta un segundo caso por malversación de fondos públicos en sobre $5 mil, junto a los exempleados del municipio Edwin Torres Gutiérrez, Claribel Rodríguez, Humberto Pagán, Kelvin Ortiz Vergara, Ramón Martes, Juan Rosario y Eric Rondón.

Por el primer caso Nazario fue encontrado culpable por un jurado, el 21 de marzo, por fabricar o utilizar documentos falsos y cometer fraude electrónico desde el año 2013 al 2016 en relación con la nómina del ayuntamiento. El pasado 9 de septiembre el juez Joseph Laplante desestimó los cargos por fraude electrónico.

Mientras, Charbonier fue acusada por un gran jurado el 7 de agosto de 2020 junto a su esposo, Orlando Montes Rivera, su hijo Orlando Montes Charbonier y la exasistente Frances Acevedo, por participar en un esquema de comisiones ilegales (‘kickbacks’), en el que la funcionaria pública presuntamente recibió $100 mil. La fecha de juicio no ha sido pautada.

Entretanto, el 19 de agosto pasado, Del Valle fue acusado por un gran jurado junto a las empleadas Nickolle Santos y Mildred Estrada, por un esquema de comisiones ilegales por $100 mil, fraude electrónico, fraude de servicios honestos y obstrucción a la justicia. 

Por su parte, el pasado 4 de noviembre Alonso Vega fue acusado por un gran jurado por participar en un esquema de ‘kickbacks’ de $80 mil, y según el fiscal Stephen Muldrow, hay grabaciones de audio y vídeo. Enfrenta cargos por robo de fondos federales, soborno y fraude de servicios honestos.