Amárilis Pagán

Amárilis Pagán Jiménez, directora ejecutiva de Proyecto Matria. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Proyecto Matria y la Ruta de las Mujeres 2020 exigieron que se investigue con seriedad y sensibilidad el asesinato de Michellyn Ramos Vargas, una mujer transgénero cuyo cuerpo baleado fue hallado esta mañana en San Germán.

“Le hacemos un llamado urgente al gobierno para que haga su trabajo e investigue este y los otros cinco transfeminicidios perpetrados este año”, sostuvo la licenciada Amárilis Pagán Jiménez, directora ejecutiva de Proyecto Matria.

La activista enfatizó que la Isla atraviesa una situación sin precedentes ante los asesinatos de seis personas asesinadas en lo que va de año sin que se haya resuelto la mayoría de los casos, sin que se haya informado de las investigaciones que se realizan para dar con los culpables y sin que al gobierno parezca importarle.

“No podemos quedarnos calladas ante esta violencia que sigue en escalada. Señalamos al gobierno como responsable. Exigimos que se decrete un Estado de Emergencia ante esta violencia y que se les exija a todas las agencias que actúen con la celeridad e importancia que tiene este tema, que se tomen medidas claras y decisivas para atender este problema que nos sigue robando las vidas de las mujeres”, expresó Pagán.

“Las vidas de las personas transgénero importan y se tienen que investigar sus muertes violentas”, reiteró.

La mujer asesinada esta madrugada era muy conocida en el pueblo de San Germán, según las mismas autoridades policiacas han dicho, por lo que no se debe descartar que se trata de un crimen de odio.

“Es importante que los candidatos a dirigir el País por los próximos cuatro años expliquen de manera clara las acciones que tomarán para que no sigan ocurriendo estos asesinatos impunemente, para que se extienda la educación con perspectiva de género en todos los niveles y no se sigan violentando los derechos de las personas que están en posiciones vulnerables”, dijo por su parte Isabel Ramos Hernández, coordinadora de la Ruta de las Mujeres.

“Ya conocemos sus opiniones —buenas o malas— sobre la perspectiva de género. Ahora queremos saber qué harán para prevenir las agresiones y feminicidios”, concluyó Pagán.