López Figueroa
López Figueroa indicó que la labor de inteligencia criminal y contra el tráfico de drogas ha resultado en 166 arrestos importantes este año. >Archivo/EL VOCERO

El comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, se dispone a afinar el plan de seguridad integral del gobierno —que en el caso de la Uniformada, descansa en operativos contra delincuentes e impacto comunitario— como estrategia para frenar la escalada en asesinatos que entre el 1ro de enero y el 14 de septiembre ha cobrado la vida de 424 personas, un aumento de 70 casos en comparación con el mismo periodo de 2020.

López Figueroa reaccionó ayer a la ola de violencia que en lo que va de septiembre ha segado 38 vidas, incluidos cinco asesinatos el sábado pasado, uno el domingo y otros siete el lunes, dos de ellos en Las Marías, lugar de baja incidencia criminal donde no ocurría una muerte violenta desde 2014.

Según el comisionado, el doble asesinato en Las Marías ocurrió en un lugar apartado, en un área de campo donde no hay residencias cercanas ni mucho patrullaje.

López Figueroa indicó que la labor de inteligencia criminal y contra el tráfico de drogas ha resultado en 166 arrestos importantes este año, resaltando que la mayoría de los aprehendidos son gatilleros y 59 estaban en las listas de los más buscados.

Entre los arrestados mencionó a Orlan Serrano —cabecilla de la red de narcotráfico que por largos años controló el Residencial Manuel A. Pérez, en Hato Rey—, Carlos “Wasa” Cotto Cruz y Omar Matías Martínez, apodado KTM. También fue aprehendido Giovanni Reyes Cruz, conocido como Koala, quien ha sido vinculado al asesinato de Isadora “Pinky Curvy” Nieves.

Al amanecer ayer y con la estadística mostrando el aumento de 70 muertes violentas —al compararse con el mismo periodo del año pasado— hubo una reunión virtual con los comandantes de las 13 áreas policíacas, a los que el jefe de Operaciones de Campo, coronel Juan Cáceres, les pidió que ajustaran los planes de trabajo en los lugares de mayor incidencia criminal.

Para los oficiales que comentaron bajo condición de anonimato, la Uniformada tiene poco personal para las labores de prevención e investigación, y las críticas al uso de numerosos efectivos para escoltas siguen cayendo en oídos sordos.

Esclarecimiento de casos

EL VOCERO solicitó la tabla de esclarecimiento del mes de agosto y de los 51 asesinatos, la Policía reclamó el esclarecimiento de 11 casos (22%). En el área policíaca de Carolina se esclareció uno de 10 asesinatos (10%). En San Juan, hubo ocho asesinatos y se esclareció uno (13%). En la región de Guayama, de seis muertes violentas no se esclareció ninguna.

Mientras que en la zona de Ponce, se esclarecieron dos de cinco asesinatos (40%); en la de Caguas, tres de cinco casos (60%); en la de Bayamón, dos de cuatro muertes violentas (50%) y en la región de Fajardo, se esclareció uno de seis asesinatos (17%).

Por otro lado, a las 4:47 a.m. de ayer, el sistema de detección de disparos Shot Spotter alertó de una balacera en la calle B de la barriada Las Monjas, en Hato Rey, y al llegar los policías hallaron el cadáver baleado de un individuo que ayer tarde no había sido identificado.

Otros tres asesinatos ocurrieron el lunes en Bayamón, Carolina y Guayanilla. Según los informes de la Policía, a las 11:07 p.m. fue asesinado a balazos Edrick Hernández Rivera, de 23 años, en la avenida Magnolia de Bayamón. El joven, quien era vecino de la urbanización Rexville, tenía antecedentes por drogas, violencia doméstica y Ley Vehicular.

A las 9:40 p.m., ocurrió una balacera en el estacionamiento de una farmacia en la avenida Calderón, en Carolina, en la que resultó muerto Kevin Díaz Gómez, de 25 años. El cadáver fue hallado en el interior de un automóvil.

Díaz Gómez era vecino de Río Grande y tenía antecedentes por sustancias controladas.

Además, a las 9:15 p.m. del lunes fue asesinado a balazos Joed Albarrán Santos, quien se encontraba en el balcón de su casa en la calle San Pedro, en el barrio Playa de Guayanilla.