auto cordero Nevárez

El auto en el que viajaba Cordero Nevárez fue llevado al Instituto de Ciencias Forenses como parte de la investigación. >Peter Amador Rivera/EL VOCERO

El comisionado del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), Rafael Freytes, confirmó ayer que esa dependencia asumió la investigación de una intervención policial ocurrida anteanoche en la urbanización La Riviera, en Río Piedras, en la que un menor murió acribillado cuando agentes del Precinto de Puerto Nuevo le dispararon en más de 60 ocasiones.

Freytes no precisó cuánto tiempo tomará la pesquisa, al indicar que “hay cosas que se pueden determinar bastante rápido. Hay otras que dependen del resultado del análisis forense. El fiscal determina la necesidad de los exámenes forenses”.

“En la autopsia, la procedencia de los disparos va a ser importante y eso tardará un poco más. No me atrevo a decir un tiempo específico”, señaló el funcionario.

Reconoció que en la escena identificaron más de 60 casquillos de bala, pero rechazó decir si esto es normal en una intervención policiaca en la cual el menor no estaba armado. “No quiero dar una opinión sobre si es normal o no. Esa cantidad se aproxima a lo que vimos en la escena. Eso es parte de las circunstancias de la muerte y son asuntos que se van a determinar en algún momento”, expresó.

Recibió cerca de 15 balazos

Según los informes obtenidos en la madrugada de ayer por EL VOCERO,  Javier Cordero Nevárez, de 16 años, murió luego de recibir cerca de 15 balazos a manos de agentes de la Uniformada que intentaban intervenir porque conducía una guagua hurtada en Carolina.

El comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, expresó temprano ayer que era cierto que la guagua no aparecía con gravamen de hurtada. Sin embargo, el dueño se había comunicado con los agentes del Negociado de Vehículos Hurtados de Carolina en la madrugada del lunes y les iba informando dónde estaba el vehículo, que tiene un sistema de localización satelital.

Cuando la guagua Hyundai Tucson fue localizada cerca de las 8:00 p.m. del lunes entre las calles 15 SO y 40 SO de Puerto Nuevo, los agentes de Vehículos Hurtados pidieron la colaboración del precinto policiaco ubicado en esa zona.

Los agentes de Puerto Nuevo siguieron la guagua hasta una calle sin salida. Según López Figueroa, la versión ofrecida por los policías apunta a que el conductor los iba a atropellar y le dispararon.

Se indicó que el menor intentó huir y al dar reversa se trepó en una acera y chocó un automóvil de un particular. La guagua quedó sobre la acera cuando los agentes abrieron fuego. Aunque el cadáver de Cordero Nevárez yacía sobre la acera, se presume que murió en la guagua al recibir disparos mortales en el cuello y el pecho y dos en la cadera izquierda que le habrían imposibilitado moverse.

Cordero Nevárez, quien pesaba unas 140 libras, no estaba armado.

Bajo lupa siete agentes y un sargento

En una de las tres patrullas Dodge Charger estaban los agentes Giovanny Santiago Avilés, Luis Vélez Mari y el sargento Ángel Alicea. En los otros vehículos de la Policía viajaban los agentes Carmen Cacho, Félix de Jesús Flores, Roxanne Ruiz Cisneros, Kevin Meléndez Monsegur y Paola Farría Santiago.

Los siete agentes y el sargento se encuentran oficialmente bajo investigación. Estos fueron desarmados por órdenes de la fiscal Betzaida Quiñones. Todos se fueron a sus hogares en la mañana de ayer, después de que les hicieran las advertencias de su derecho a guardar silencio.

En el vídeo del hurto de la guagua, que ya está en manos del NIE, se ve un enmascarado que sale del asiento del conductor de una guagua compacta Lexus color blanca. Los investigadores no han dado con esa guagua ni se ha determinado si el ladrón fue el joven que resultó muerto.

Jurisdicción exclusiva

Freytes dijo que “la Ley 20 nos concede jurisdicción exclusiva cuando existe uso de fuerza de la Policía o violación a derechos civiles. Entramos cuando vemos que hay una necesidad de que asumamos la jurisdicción por los hechos. Significa que la Policía no es parte de la investigación”.

“Estamos en una etapa preliminar, pero asumimos jurisdicción. La Policía no va a seguir investigando, sino que somos nosotros los que investigamos junto a los fiscales de la División de Integridad Pública (del Departamento de Justicia)”, sostuvo el comisionado del NIE.

“Desde ayer en la noche (anteanoche), el Departamento de Justicia inició una investigación junto al Negociado de Investigaciones Especiales y el Instituto de Ciencias Forenses sobre la muerte de un menor durante una intervención de agentes del Negociado de la Policía. La fiscal Betzaida Quiñones estuvo a cargo del trabajo en la escena”, lee un comunicado emitido ayer por Justicia.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.