Fichas víctimas

Joed Albarrán Santos, Edrick Eduardo Hernández Rivera y Kevin Emil Díaz Gómez.

Agentes de la Uniformada fueron alertados a las 4:47 de la madrugada de hoy por el sistema de detección de disparos Shot Spotter de una balacera en la calle B en la barriada Las Monjas, en Hato Rey, y al llegar hallaron el cadáver baleado de un individuo, al continuar la escalada de asesinatos que en lo transcurrido de septiembre ha cobrado 38 vidas, de las cuales siete fueron en distintos hechos ocurridos ayer.

Al amanecer de hoy, la estadística preliminar de asesinatos ofrecida por la Policía suma 424 muertes violentas en lo transcurrido de 2021, un aumento de 70 al compararse con el mismo período en 2020.

El hombre asesinado en Las Monjas no ha sido identificado. Los bolsillos de los pantalones están al revés, indicio de que el o los asesinos le robaron lo que llevaba en ellos.

Agentes de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan iniciaron la investigación.

Otros tres asesinatos ocurrieron anoche en Bayamón, Carolina y Guayanilla.

Según los informes de la Policía, a las 11:07 de la noche fue asesinado a balazos Edrick Eduardo Hernández Rivera, de 23 años, en la avenida Magnolia, en Bayamón. El joven, quien era vecino de la urbanización Rexville, tenía antecedentes por drogas, violencia doméstica y Ley Vehicular.

Agentes del CIC de Bayamón investigan junto al fiscal Roberto Hernández.

Por otra parte, a las 9:40 de la noche de ayer, ocurrió una balacera en el estacionamiento de una farmacia en la avenida Calderón, en Carolina, en la que resultó muerto Kevin Emil Díaz Gómez, de 25 años.

El cadáver fue hallado en el interior de un automóvil. Díaz Gómez era vecino de Río Grande y tenía antecedentes por sustancias controladas.

De otro lado, a las 9:15 de la noche de ayer, fue asesinado a balazos Joed Albarrán Santos, quien se encontraba en el balcón de su casa en la calle San Pedro, en el barrio Playa en Guayanilla.

Albarrán Santos tenía 35 años y había sido intervenido por casos de violencia doméstica, drogas, apropiación ilegal y resistencia al arresto, según la Policía.