Lauraliz Del Pilar Rodríguez Meléndez

Lauraliz Del Pilar Rodríguez Meléndez.

Agentes adscritos a la División de Tránsito del Negociado de la Policía de Puerto Rico radicaron cargos criminales contra Lauraliz Del Pilar Rodríguez Meléndez, de 45 años, por presuntamente manejar un vehículo de motor bajo los efectos del alcohol y causar la muerte a Ramsys Omar Ginés Torres, en un accidente de tránsito, en hechos ocurridos en la noche del pasado 16 de julio, en San Juan.

Según la investigación de las autoridades, Rodríguez Meléndez transitaba por la avenida Luis Muñoz Rivera en su vehículo de motor en dirección hacia Hato Rey, y al llegar al semáforo de la intersección con la calle Mónica Puig, se encontraban detenidos varios vehículos y una motora, conducida por Ginés Torres, esperando el cambio de señal ante la luz roja.

La imputada, quien supuestamente iba a alta velocidad, no se detuvo en el semáforo e impactó por la parte posterior al conductor de la motora, lo que provocó que Ginés Torres saliera expulsado, causándole la muerte en el acto.

Rodríguez Meléndez fue detenida en la escena, y se le ocupó picadura de marihuana en su poder. Posteriormente, fue transportada a la División de Tránsito de Carolina, donde se le realizó la prueba de detección de alcohol, la que arrojó .19% de alcohol en la sangre.

A Rodríguez Meléndez se le radicaron cargos por el manejo de un vehículo de motor bajo los efectos de bebidas embriagantes; por causar daño corporal a otra persona; y por causar la muerte a otra persona mientras conduce bajo los efectos de bebidas embriagantes.

Además, se le radicó un cargo por violación a la Ley de Sustancias Controladas; y un cargo por la violación a la orden ejecutiva vigente a la fecha de los hechos.

La juez Alfrida M. Tomey Imbert, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, determinó causa en todos los cargos presentados y le señaló una fianza global de $510,000, la prestó a través de la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio. La vista preliminar quedó pautada para el próximo 18 de agosto.

La investigación estuvo a cargo de los fiscales Gracielis Vega Bermúdez y Luis Carrau Lebrón, en unión al agente Rafael De Jesús Ramos, de la División de Tránsito de Carolina del Negociado de la Policía de Puerto Rico.