Crucero

El Departamento de Justicia espera radicar cargos el próximo 28 de agosto en el caso de la bebé que murió al caer del crucero Freedom of the Seas de la empresa Royal Caribbean. Los hechos se remontan a principios de julio, cuando el barco estaba en el muelle de San Juan. El Departamento de Justicia no precisó a quién le radicarán cargos por esta muerte.

Según una fuente de EL VOCERO, los fiscales de la agencia temen que la persona imputada salga de Puerto Rico antes de que se radiquen los cargos en su contra y tengan que comenzar un proceso de extradición.

La Policía identificó a la menor como Chloe Weigand, quien se encontraba en el crucero con sus abuelos y sus padres. Según la investigación, la bebé estaba jugando con su abuelo materno, identificado como Salvatore Anello, cuando cayó por una ventana abierta en el crucero.

Las teorías que se investigaron incluían —según se dijo entonces— si hubo negligencia de la línea de crucero por dejar una ventana abierta. La familia reside en Indiana.

Los padres de la menor —identificados como Alan Wiegand y Kimerly Schultz— tuvieron que identificarla en el Negociado de Ciencias Forenses. Wiegand es oficial de la Policía de South Bend en Indiana y Schultz es fiscal auxiliar.