Rosa Emilia

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez reafirmó su advertencia de que será procesada criminalmente toda persona que incurra en la retención de suministros dirigidos a los damnificados de huracán María.

Al ser cuestionada sobre la denuncia en las redes sociales de la presunta apropiación de suministros por parte del representante a la Cámara Luis “Narmito” Ortiz Lugo, afirmó que le caerá el peso de la ley a cualquier persona.

“No lo conozco y desconozco los hechos. No me parece que sería propio comentar sobre eso. No lo vamos a individualizar. Pero, cualquiera que se esté quedando con los suministros que sepa que es una violación de ley federal y estatal”, apuntó Rodríguez.

“Eso no ha cambiado (procesamiento criminal) sigue siendo la misma situación. Ayer hubo un funcionario de gobierno de una municipalidad que entregó todo lo que tenía que entregar bien rápido y evitó que tuviéramos que acusarlo. Y sospecho que ahora van a haber muchos más que no quieran quedarse con los suministros. Pero, definitivamente lo que nos llegue lo vamos a procesar”, agregó.

Desde hace unos días ha circulado en las redes sociales un video en el que se denuncia que presuntamente Ortiz Lugo, se apropió de unos suministros.

EL VOCERO efectúa gestiones para obtener una reacción del legislador.

De otro lado, una residente de Bayamón acudió al Centro de Operación de Emergencias (COE), para denunciar que tanto su madre como una veintena de personas en ese pueblo advinieron en conocimiento que se han utilizado sus direcciones residenciales para solicitar la asistencia económica de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Los perjudicados se enteran de lo ocurrido porque se emite un aviso de que su solicitud está “duplicada”.

Sobre el particular, la fiscal Rodríguez indicó que las querellas sobre esta situación serán atendidas en el número 1-866-720-5721.

El mes pasado, Rodríguez anunció la creación del “Puerto Rico Disaster Fraud Task Force”, para identificar y procesar criminalmente a personas que incurran en estos delitos durante emergencias.

Desde 2005, el Centro Nacional de Desastres ha procesado sobre 70 mil querellas por fraude en todo Estados Unidos.

Los fraudes más comunes en Puerto Rico han sido en relación a reclamos de daños pre existentes, el cobro por trabajos de limpieza y recogido de basura que no eran necesarios.

A nivel de todo Estados Unidos, se han registrado casos de fraude: por hacerse pasar por un empleado federal, robo de identidad, reclamaciones falsas a compañías de seguro y al gobierno federal, solicitar donativos a organizaciones de ayuda a damnificados y hacer reclamaciones de daños en viviendas en las que no residen.

Estos delitos de fraude conllevan penas de hasta 20 años de cárcel y multas de hasta $250 mil.