Abel Nazario

El senador Abel Nazario. 

La defensa del exalcalde novoprogresista de Yauco, Abel Nazario, insistió al juez federal Joseph Laplante que le ordene a la Fiscalía federal proveerle las notas tomadas por la agente del Departamento del Trabajo estadounidense durante las entrevistas realizadas a la treintena de testigos del caso en su contra.

La abogada María Domínguez expuso que el equipo de defensa conduce su propia investigación y ha entrevistado a la mayoría de las presuntas víctimas —empleados del ayuntamiento— y ha encontrado varias inconsistencias con la información contenida en los informes de la agente. Afirma que tienen razones de peso para creer que las notas contienen información que sería favorable para el acusado.

El juicio contra el senador fue señalado para el 5 de agosto. Nazario fue acusado por un gran jurado el 12 de septiembre pasado por presuntamente fabricar o utilizar documentos falsos y cometer fraude electrónico desde 2013 a 2016. Ese mismo día, el gobernador Ricardo Rosselló le solicitó públicamente la renuncia al escaño, a lo que Nazario se opuso. No obstante, fue retirado de todas las comisiones a las que pertenecía en el Senado.

En mayo de 2013, durante una auditoría rutinaria de los registros del municipio, la Oficina del Contralor descubrió que los empleados municipales tenían que trabajar dos horas voluntarias por día. Esta irregularidad fue referida a la División de Horas y Salarios del Departamento del Trabajo federal (WHD, por sus siglas en inglés), que determinó que este requisito de trabajo voluntario era una violación de la Ley de Normas Laborales.

En febrero de 2015, Nazario firmó un acuerdo de pago de salarios retroactivos con la División de Horas y Salarios por un total de $588,961.43 a 177 empleados municipales.

En agosto de 2016 la Oficina del Contralor supo que, aunque los empleados habían recibido pagos según el acuerdo, el municipio comenzó a retenerles los salarios regulares sin el conocimiento de la WHD.

Esta nueva irregularidad fue referida a la Oficina del Inspector General del Departamento del Trabajo en noviembre de 2016.

En pugna 30 contratos

La Oficina del Inspector General identificó a 30 empleados por contrato del municipio quienes, a finales de 2016, Nawzario había certificado que les habían pagado sus salarios atrasados como lo estipulaba el acuerdo.

El Inspector General también determinó que a estos 30 empleados por contrato, después de recibir los cheques a los que tenían derecho en virtud del acuerdo, les retuvieron su paga regular durante ciertos períodos de tiempo por órdenes del acusado. El exalcalde les ofrecía distintas excusas sobre el por qué estaban recibiendo estos dineros y por qué se les tenía que retener el salario.

Según la acusación, entre febrero de 2015 y diciembre de 2016, el acusado certificó falsamente ante la WHD que había pagado los salarios que se les debía a los empleados y que no tomaría ninguna represalia contra los empleados por aceptar el pago cuando, en realidad ordenó al departamento de nómina retener los salarios futuros de estos empleados por períodos variables a pesar de que seguían trabajando para Yauco.

También se alega que el acusado cometió fraude electrónico ya que algunos de los formularios utilizados para certificar los pagos a la WHD se enviaron por correo electrónico.