Cárcel

Del 1ro de julio al 30 de septiembre de 2020, 23 jóvenes fueron hospitalizados. >Suministrada

 PONCE - Leonardo “Pichu” Lizardi Muñiz, el confinado que fue hallado muerto anoche en la sección de máxima seguridad del complejo carcelario Las Cucharas, había sido sentenciado en febrero del 2014 a cumplir una pena de 1,105 años de prisión por su participación en el vicioso asesinato de un joven ocurrido en la calle Méndez Vigo el 30 de noviembre del 2012.

Pichu, quien era uno de los líderes del punto de drogas de la calle Méndez Vigo final participó en la balacera en la que resultó muerto el joven Juan Carlos Vega Ruiz, de 19 años. La víctima y un amigo habían estado en el cerro El Vigía y al salir tomaron la ruta equivocada llegando al sector donde Pichu y sus secuaces vendían narcóticos. Estos abrieron fuego indiscriminadamente.

El asesinato de Juan Carlos provocó la indignación ciudadana, lo que obligó a las autoridades a investigar con celeridad el caso. Un jurado lo halló culpable junto a la materia de los miembros de la narco organización, entre ellos Elvin (Piojillo) Román Díaz, que fue sentenciado a 1,045 de cárcel y Jorge (Mono) Rivera Rivera, que recibió una condena de 811 años.

Según la Policía, a eso de las 9:48 de la noche del miércoles el oficial de custodia Omar Maldonado, realizaba el recuento y se percató que el confinado de la Celda 6-016, identificado como Leonardo Lizardi Muñiz, de 27 años, yacía muerto en el piso.

No se ha determinado la causa de la muerte, y en la celda se hallaron varias dosis de fentanilo. El cadáver estaba desnudo.