celular maria

Dos querellas por fraude fueron reportadas con minutos de diferencia en la tarde de ayer, en San Juan.

La primera, a las 4:30 de la tarde, afectó a una mujer que recibió en los Chalets de Cupey un mensaje de WhatsApp en el que le pidieron que enviara 500 dólares a un conocido que estaba en problemas.

La querellante envió el dinero al número que le proporcionaron en el mismo mensaje los estafadores.

Mientras que a las 5:38 p.m., en el condominio Los Almendros, en Río Piedras, el querellante relató que recibió una llamada de una persona que se hizo pasar por empleada del Banco Popular y que le indicó que tenía la cuenta de ATH Móvil bloqueada.

La timadora le dijo que necesitaba que le indicara el código que había recibido por mensaje de texto, a lo que Cintrón accedió. Posteriormente, se percató que le habían realizado un cambio de contraseña y le habían hurtado 500 dólares a través de una transferencia.

Ambos casos son investigados por agentes de Fraudes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan.