Masacre Trujillo Alto

>Archivo / EL VOCERO

El Tribunal de Apelaciones revocó hoy la resolución de conceder un nuevo juicio a Juan Carlos Meléndez Serrano y Antonio Ramos Cruz, convictos en 1992 por la masacre de Trujillo Alto. 

Luego de una vista argumentativa celebrada el pasado 21 de febrero los jueces Waldemar Rivera Torres y Luisa Colom García dictaron que "por los fundamentos antes expuestos, revocamos la Resolución recurrida mediante la cual se concedió un nuevo juicio a los recurridos y dejamos sin efecto la orden de paralización, así como la fianza en apelación. En consecuencia, se ordena el ingreso inmediato de los recurridos Antonio Ramos Cruz y Juan Carlos Meléndez Serrano a la institución carcelaria correspondiente". 

Sin embargo, el juez Carlos G. Salgado Schawrz "disiente mediante una declaración escrita". 

"El revocar la resolución del Tribunal de Primera Instancia lo que hace es perpetuar la incógnita del ¿qué hubiese pasado si se le presenta esta evidencia al jurado? Perpetuar el concepto que definió el entonces licenciado José Trias Monge, "la cruda realidad es que vastas zonas de nuestro derecho sirven en buena parte a la causa de la injusticia"... Por los fundamentos anteriormente esbozados, muy respetuosamente, disiento", reza la justificación en contra del fallo. 

Ramos Cruz y Meléndez Serrano fueron encontrados culpables y condenados a 297 años de cárcel el 10 de abril de 1992 por el asesinato de Haydeé Teresa Maymí Rodríguez y sus dos hijos en hechos ocurridos el 25 de junio de 1989. Los cuerpos de los niños Eduardo (5 años) y Melissa (3 años) fueron encontrados en la nevera y refrigerador de la residencia. 

Tras 24 años en prisión en junio de 2017, la jueza del Tribunal de Carolina, Berthaida Seijo Ortiz, acogió la solicitud de la defensa para la celebración de un segundo proceso judicial al concluir que había una reciente prueba que no estuvo disponible para ser aquilatada por el jurado que los encontró culpables.La prueba, tres pelos púbicos encontrados en la ropa interior de la víctima. 

Meléndez Serrano fue hallado culpable en tres cargos de asesinato y un cargo por infracción a Ley de Armas, por lo que fue sentenciado a una pena de 99 años por cada cargo de asesinato y a una pena de tres años por la violación a la Ley de Armas. 

Del mismo modo, Ramos Cruz fue hallado culpable por tres cargos de asesinato y sentenciado a 99 años de cárcel por cada cargo.