Antonio López Figueroa

El comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa, abraza a la madre de Keishla Rodríguez Ortiz, Keila Ortiz, al llegar al Tribunal Federal donde se entregó el presunto culpable de la muerte de la joven de 27 años. 

El comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, se mostró satisfecho por el trabajo realizado por la uniformada en el caso de Keishla Rodríguez Ortiz, que culminó hoy con el arresto del boxeador Félix Verdejo.

"Felicito a MIS más de 200 policías y a todos los fiscales, que, como un solo equipo, sin descanso y con el mayor de los compromisos pusieron su corazón para lograr esclarecer el caso de Keishla de forma ágil y precisa", dijo López Figueroa en declaraciones escritas.

López se encontró en el Tribunal Federal, hasta donde llegó Verdejo, y se encontró con los familiares de la joven asesinada.

"Nos comprometimos con la señora madre en que este caso se iba a esclarecer. Gracias al trabajo de ellos (los policías), que fue ininterrumpido para lograr el éxito", añadió.

El coronel también agradeció a las autoridades federales por la cooperación en el caso.

Además explicó que la Policía continuará investigando el asesinato de Keishla Hernández. Mientras que las autoridades federales investigará el "carjacking" y secuestro.

El boxeador Félix Verdejo se entregó esta noche a las autoridades federales por el caso de Keishla Ortiz Rodríguez. Los federales lo acusan de secuestro y "carjacking" que terminó con la muerte de la joven de 27 años.

Por estos cargos, el boxeador podría enfrentar la pena de muerte.