Luis Burdiel

Luis Burdiel, investigado expresidente del Banco de Desarrollo Económico.

El expresidente del Banco de Desarrollo Económico (BDE), Luis Burdiel renunció ayer a la vista preliminar en su contra, luego de que el Fiscal Especial Independiente (FEI) le radicó infracciones al Código Penal y a la Ley de Ética Gubernamental.

La lectura de acusaciones fue señalada para el 17 de diciembre.

Los cargos imputados al exfuncionario por los fiscales especiales incluyen: uno por violación al Artículo 253 del Código Penal, que se refiere a negociación incompatible con el ejercicio del cargo público, y otro por infracción al Artículo 5.7 de la Ley de Ética Gubernamental, por no divulgar, a sabiendas, información requerida en el informe de Ética.

Los fiscales de este caso son Manuel E. Núñez Corrada, Zulma I. Fuster Troche y Ramón M. Mendoza Rosario. El exfuncionario es representado por el abogado Harry Anduze.

Lo que se plantea es que desde antes de ocupar el principal cargo en el BDE, Burdiel tenía una deuda con la entidad por la suma de $492,031 y lo ocultó. El ahora imputado fue nombrado presidente del BDE por el entonces gobernador Ricardo Rosselló al inicio de la administración en 2017, pero ya trabajaba en el banco desde 2009 como director ejecutivo a cargo de administración y finanzas, y en 2012 fue nombrado director ejecutivo interino.

El 16 de julio de 2019, la OIG recibió un referido en torno a la figura de Burdiel, realizado por el entonces presidente del BDE, Gerardo Portela, quien urgió una evaluación sobre la venta de una cartera de préstamos. Portela asumió la dirección del BDE en abril de 2019 ante la renuncia inmediata solicitada a Burdiel desde La Fortaleza.

Lo que trascendió entonces, publicó EL VOCERO, fue que había dudas de si Burdiel pudo haber utilizado su poder como autoridad nominadora en el BDE para aprobar la venta a descuento de una cartera de préstamos de $29 millones sin seguir el debido proceso, la cual incluía la deuda de $492,031 en la que supuestamente aparece como garantizador solidario.

En lo que respecta al asunto ético, desde el referido inicial se presentó que Burdiel no sometió en sus informes financieros toda la información relacionada a su participación en una corporación con fines de lucro, en la cual tenía interés y figuraba como el principal garantizador de préstamos.

La incomodidad de la administración del exgobernador Rosselló con Burdiel comenzó cuando, según fuentes consultadas, fue cuestionado sobre sus gestiones para impulsar una nueva estructura que fusionara a la Administración para el Financiamiento de la Vivienda (AFV) con el BDE, lo cual no era parte de la política pública. Mientras estuvo a cargo del BDE también era el director ejecutivo de la AFV.