José Figueroa

José L. Figueroa Ríos.

El acusado por los nueve cargos graves por defraudar y apropiarse ilegalmente de $250,000 pertenecientes a la compañía, Evertec, Inc., José Luis Figueroa Ríos, se declaró hoy culpable, ante el juez Alberto Pérez Ocasio del Tribunal de Primera Instancia de San Juan.

Los cargos habían sido radicados el pasado 31 de agosto por la División de Delitos Económicos del Departamento de Justicia y algunos fueron reclasificados a modalidad de tentativa, conforme a un acuerdo alcanzado con el Ministerio Público.

“En el Departamento de Justicia continuamos investigando y procesando esquemas fraudulentos, de manera que, además de hacer justicia, logremos desalentar y reducir ese tipo de conducta dañina para nuestra sociedad y que afecta la confianza en las transacciones económicas. Fomentar la seguridad de nuestros sistemas, a su vez, apoya el crecimiento económico en la isla. Agradezco la labor de los fiscales de la División de Delitos Económicos que diariamente adelantan esa misión”, expresó el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández en declaraciones escritas.

Figueroa Ríos podría ser sentenciado a cumplir una pena de cuatro años de cárcel y la lectura de sentencia quedó señalada para el 7 de diciembre.

Según la investigación realizada por el fiscal Obdulio Meléndez Torra y el agente de la División de Robo a Bancos de la Policía de Puerto Rico, Luis Green Rivera, para finales del mes de julio de 2020, el hoy convicto abrió una cuenta en el Banco Popular para su negocio JF Delivery 247.

Según Figueroa Ríos, el negocio se dedicaría a la búsqueda y entrega de comida en restaurantes. Luego de que abriera dicha cuenta, Figueroa Ríos solicitó y obtuvo de Evertec una máquina para procesar pagos con tarjetas de débito y de crédito en el supuesto negocio. Inmediatamente, y durante la primera semana de agosto de 2020, Figueroa Ríos estuvo haciéndose reembolsos fraudulentos a múltiples tarjetas ATH y crédito de su propiedad en distintas instituciones bancarias (Banco Popular, Discover, y la Cooperativa de Ahorro y Crédito Oriental) utilizando la máquina de Evertec, la cual le generaba estos créditos casi de manera automática. Esto, sin que se hubiera realizado venta alguna.

“Bajo este esquema, el acusado realizó 41 rembolsos a sus tarjetas del Banco Popular por la suma de $250,000.00. Además, se intentó reembolsar sobre $60,000.00 a una tarjeta a su nombre en la cooperativa y sobre $189,000.00 a otra tarjeta de Discover a su nombre. Las transacciones hechas a las cuentas en Discover y en la cooperativa fueron detenidas a tiempo por lo que los créditos no llegaron a estar disponibles en las cuentas de Figueroa Ríos”, explicó el fiscal Meléndez Torra.

Con relación a los reembolsos a las tarjetas del Banco Popular, no todos se pudieron detener a tiempo, por lo que el acusado tuvo el crédito disponible y pudo gastar miles de dólares en pagos y compras a distintos negocios sin tener otros fondos en la cuenta que no fueran únicamente los créditos que le generó la máquina de Evertec.

“A través de múltiples gestiones, Evertec pudo recuperar gran parte del dinero gastado por el convicto a base de los reembolsos. No obstante, quedó sin recuperar alrededor de $35,000.00”, añadió el fiscal.