Tribunal Federal

El Tribunal Federal en San Juan. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Luis Antonio Cádiz Martínez, alegado compinche del boxeador Félix Verdejo en el “carjacking” y secuestro que desembocó en el asesinato de la joven Keishla Rodríguez Ortiz, se declaró no culpable de estos hechos y permanecerá detenido hasta que se celebre el juicio en su contra.

Cádiz Martínez, quien también enfrenta un cargo por matar a un niño no nacido, compareció esta tarde a la vista de lectura formal de cargos y vista de fianza ante la magistrada federal Camille Vélez Rivé. 

El fiscal Jonathan Gottfried solicitó que el acusado permaneciera detenido por representar un peligro para la comunidad. La Oficina de Probatoria también recomendó su detención.

Vélez Rivé, concluyó que el acusado representa un peligro para la comunidad. La magistrada comentó que Cádiz Martínez tiene dos convicciones previas y dos revocaciones de fianza previas.

El acusado de 29 años, dijo a preguntas de la magistrada que estudió hasta el décimo grado.

Cádiz Martínez, confesó los hechos y es el testigo presencial en este caso. Fue él quien informó a las autoridades en lugar donde se encontraba el cadáver y el vehículo de Keishla y sobre cómo fue asesinada.