20190530_VR_ARRESTOS_EMPLEADOS_FANTASMAS_JB_7.JPG

Ángel Figueroa Cruz. 

Ángel Figueroa Cruz, tercer acusado en el denominado caso de empleados fantasmas, se declarará culpable mañana a la 1:30 p.m. ante el juez federal Francisco Besosa, según una orden contenida en el expediente del caso.

Figueroa Cruz es el director ejecutivo de la Oficina de Asuntos Gubernamentales del Senado. 

Los abogados de Figueroa Cruz, Edgar Sánchez y Juan Ramón Acevedo, radicaron una moción en la que le pidieron al juez que le permitiera a su cliente hacer alegación de culpabilidad.

El juicio había sido señalado para el 16 de octubre.

Los otros dos coacusados en este caso, Chrystal Robles Báez e Isoel Sánchez, se declararon culpables el pasado 8 de agosto.

El ministerio público había anticipado que iba a presentar 30 testigos en este caso y 5,000 páginas de prueba documental.

El trío fue acusado el pasado 30 de mayo, tras ser acusados por un gran jurado de 18 cargos. Estos son conspiración para cometer fraude electrónico, 10 cargos sustantivos de fraude electrónico, un cargo por mal uso de fondos de una entidad que recibe fondos federales -Senado-, robo de identidad agravado y lavado de dinero.

Se alega que desde el 2016 a junio de 2018 los acusados llevaron a cabo su plan de defraudar facturando, aprobando y cobrando por trabajos que no se realizaron en contravención a los términos explícitos de los contratos.

Los acusados trabajaron en campañas electorales para candidatos a cargos electos durante las elecciones del 2016.

Contra Figueroa Cruz pesan cargos por conspiración para cometer fraude electrónico, fraude electrónico e intentar hacer mal uso de fondos públicos.

De acuerdo a la acusación, Figueroa Cruz, certificó falsamente como correcta la información contenida en las facturas de pago presentadas por Robles Báez como coordinadora intergubernamental a nombre de Global Instant Consulting Group, Inc.

El acusado se expone a una pena de hasta 20 años de cárcel. El grupo se expone a una confiscación de $27,300.