Pedro Marrero Santiago

El septuagenario Pedro Marrero Santiago, presunto autor de la masacre en Toa Alta.

El comisionado de la Policía, Henry Escalera, dijo esta noche que la masacre ocurrida en el sector Cielito, en Toa Alta, en medio de una disputa familiar por una vivienda era un hecho lamentable e inevitable.

Según Escalera, el presunto autor —un hombre de 77 años— disparó contra su hermana, también mayor de edad, su sobrina y el esposo de esta cuando fueron a verlo a la casa, al no cumplir con un plazo de 20 días que supuestamente le había dado el tribunal para desalojar la propiedad en un sector rular en el kilómetro 10.5 de la PR-165.

Pedro Marrero Santiago se encontraba en la casa que aparenta ser recién construida o remodelada. Al escuchar que su hermana lo llama, salió con un revolver que aparentemente había obtenido de forma ilegal.

El septuagenario supuestamente disparó contra sus familiares, quienes cayeron abatidos frente a la vivienda a eso de las 5:20 de la tarde del martes.

Al llegar los agentes el presunto autor de la tercera masacre ocurrida este año fue arrestado y el arma fue ocupada. El hombre se acogió a su derecho constitucional de guardar silencio y pidió un abogado.

Agentes del CIC de Bayamón bajo la dirección del capitán Ricardo Haddock y el fiscal Carlos Peña acudieron a la escena.

Escalera sostuvo que este tipo de violencia escapa de los servicios de prevención.

La primera masacre del 2020 ocurrió el 1 de enero en Trujillo Alto donde fueron asesinados una pareja y sus dos hijos gemelos de 9 años. La segunda masacre ocurrió el pasado 15 de enero en el barrio Lomas de Juana Díaz con un saldo de tres víctimas.

En lo transcurrido del 2020 se han registrado 108 muertes violentas, un aumento de 13 comparado con el 2019. El mes de febrero del 2019 terminó con 44 asesinatos y entre el 1 al 25 de febrero del 2020 se han registrado 46 muertes violentas.