Pablo Casellas

En la foto Pablo Casellas.

María José Casellas Paredes aseguró a la jueza del Tribunal de Bayamón María Rosario que está dispuesta y capacitada para ser la tercer custodio de su padre -Pablo Cassellas Toro- una vez salga en libertad bajo fianza para enfrentar un nuevo juicio por el asesinato de su madre Carmen Paredes, ocurrido hace ocho años.

“Mi papá es padre antes que nada, él nunca me pondría a mí en una posición que me perjudicaría a mí. Él está pendiente a lo que me pase a mí, no permitirá que me pase nada”, expresó la joven de 23 años, quien estudió un bachillerato en psicología en la universidad Georgetown.

+4 
+4 
20200716_VR_TRIBUNAL_CASELLAS_JB_4.JPG
+4 
+4 
20200716_VR_TRIBUNAL_CASELLAS_JB_7.JPG
+4 
+4 
20200716_VR_TRIBUNAL_CASELLAS_JB_9.JPG
+4 
+4 
20200716_VR_TRIBUNAL_CASELLAS_JB_11.JPG
+4 
+4 
20200716_VR_TRIBUNAL_CASELLAS_JB.JPG

Destacó que está al tanto de los medicamentos que toma su padre, quien tiene una condición de salud que no le permite moverse con agilidad.

“Ahora los roles son invertidos, yo me ocupo de él… lo chequeo para ver cómo está emocionalmente”, expresó la joven durante la vista evidenciaria.

Casellas Paredes trabaja, aunque sin recibir paga, en una tienda de decoración de interiores.

Señaló que no tendría reparos en dejar su empleo para hacerse cargo de su padre.

Planifica estudiar una maestría en psicología y alegó que el ser custodio de su padre no le afectaría sus estudios, debido a que tomaría clases en línea.

Mantiene relación estrecha con su padre

A preguntas del abogado de su progenitor, Harry Padilla, indicó que mantiene una relación estrecha con su padre, que se comunican por teléfono y que lo visita cada vez que la institución penal se lo permite.

A preguntas de Padilla, dijo que viviría junto a su padre en la residencia de su abuelo, el fenecido juez federal Salvador Casellas, ubicada en Gardenville. Reveló que se mantiene económicamente con el dinero de la herencia de su madre y de su abuelo.

Actualmente, reside en casa de su tío, Salvador Casellas Jr.

Al ser cuestionada sobre si tendría el control de su padre, Casellas Paredes contestó: “sí, me hace caso a mí, me escucha. Él me va a hacer caso y se va a acoger (a) mi consejo, me escucha y siempre está pendiente de lo que tenga que decir al respecto”.

La joven se comprometió a que en caso de que su padre viole las condiciones de libertad bajo fianza, lo informaría a la corte y al Programa de Servicios con Antelación al Juicio (Psaj).

Aseguran no está capacitada

Mientras, la fiscal Janet Parra argumentó que además de no estar capacitada para estar a cargo de su padre, la hija menor del acusado no cumple con los criterios establecidos por el Programa de Servicios con Antelación al Juicio, ya que es víctima del delito presuntamente cometido por su progenitor y porque no va a poder controlarlo.

“Tratándose de una víctima, no debe considerarse como tercer custodio. No ha demostrado tener una vida independiente, ni que tenga la capacidad emocional para ser custodia de su padre”.

A preguntas de Parra, Casellas Paredes admitió que no sabía que su padre había dado positivo a sustancias controladas.

Durante la audiencia, declaró la administradora de la Psaj, Madeline González, quien señaló que mientras Casellas ha estado en la cárcel, dio positivo a cocaína, se le radicó una querella por disturbio y fue reclasificado de custodia mediana a máxima.

La funcionaria objeta que Casellas Paredes sea la custodia de su padre.

Al ser cuestionada por Padilla, González reconoció que la joven cumple con los requisitos establecidos por la ley para ser tercer custodio, como solvencia moral, ser mayor de edad, entre otros.

No obstante, consideró que Casellas Paredes no está capacitada para encargarse de su padre porque no tendría control sobre él.

“¿Para usted una persona que sufre un daño por culpa ajena o por un caso fortuito puede considerarse una víctima?”, le cuestionó Parra.

La funcionaria le respondió “basado en esa definición, sí”. González dijo que la hermana de María José trabaja en una clínica estética en California.

“Si él no se sabe comportar en la cárcel, tampoco lo va a hacer afuera”, manifestó Parra a preguntas de la prensa al concluir la vista.

Casellas Paredes declinó hacer comentarios a la prensa a su salida del tribunal. La magistrada anticipó que emitirá su determinación por escrito.