fbi

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Johnny Méndez, ofreció detalles ayer sobre el requerimiento de información por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Un gran jurado federal lleva sesionando dos días consecutivos en relación a la pesquisa sobre un miembro de la legislatura, quien es objeto de investigación por participar en un alegado esquema de “kickback”, vinculado a empleados de su oficina.

Fuentes de EL VOCERO informaron a este medio que el martes y ayer, comparecieron ante un gran jurado empleados y exempleados de la oficina legislativa.

Las autoridades federales realizan investigaciones en la legislatura sobre alegados empleados fantasmas, así como la práctica de contratar empleados con altos salarios para que devuelvan una porción del dinero.

Otro ángulo investigado por los agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), es la utilización de empleados para realizar gestiones personales a legisladores durante horas laborables.

El caso está a cargo del fiscal Seth Erbe, director de la división de Cuello Blanco y la fiscal María Montañez. Estos son supervisados por el jefe de la división criminal del ministerio público Timothy Henwood.

De acuerdo a las fuentes, a los testigos que han comparecido ante el gran jurado se les ha preguntado -incluso- por los familiares de incumbentes.

De igual forma han sido cuestionados sobre salarios devengados por empleados y contratistas.

FBI busca más información en la Cámara

Mientras tanto, ayer agentes del FBI acudieron a la Cámara de Representantes a recoger información que se le requirió a la secretaría sobre la legisladora María Milagros Charbonier y el representante Nelson Del Valle.

Ambos legisladores fueron objeto de sendos allanamientos en las pasadas semanas y se les confiscaron sus teléfonos celulares. En el caso de Charbonier también se le confiscó el móvil de su esposo y dos iPads.

EL VOCERO supo que la pesquisa sobre Charbonier y Del Valle son separadas.

El presidente de la Cámara, Carlos Johnny Méndez, corroboró que los federales solicitaron información sobre Charbonier y Del Valle.

Como había reseñado este medio anteriormente, el FBI también le requirió a la Cámara de Representantes los expedientes de Roxana Sifre, esposa del alcalde de Cataño, Félix “El Cano” Delgado. Sifre fue empleada en destaque, en la oficina de Charbonier.

Los federales han requerido a instituciones bancarias información sobre las cuentas de Charbonier y Del Valle.

En cuanto a Del Valle, las fuentes indicaron que los agentes investigan el supuesto pago salarial de $6,000 a un exempleado que supuestamente tenía que devolverle una porción del dinero. Se alega que cuando el empleado se divorció le dijo al representante que no podía seguir dándole el dinero. Este empleado ya no trabaja con el legislador.

Méndez habla sobre el pedido de documentos

Méndez precisó que los agentes acudieron en primera instancia a la Oficina de la Presidencia y que de ahí fueron remitidos a la Oficina de la Secretaría para el recogido de los documentos, cuyo contenido se negó a precisar. No obstante, fuentes de EL VOCERO informaron que los agentes requerían información específicamente sobre los empleados de la oficina del representante Del Valle, los contratos y los ingresos. También, que abarca el tema de Charbonier.

“La Cámara está cooperando con varias investigaciones federales y estatales y nos había hecho un requerimiento e información de una oficina en específico y eso fue suplido en el día de hoy (ayer). Los agentes llegan a la Oficina de Presidencia, precisamente, buscando dirección para llegar a la Oficina de la Secretaria, que es quien tiene el deber ministerial, de entregar todos los requerimientos que se hagan por las agencias estatales o federales o hasta las mismas agencias del gobierno que puedan solicitar información sobre la Cámara”, expresó.

Méndez insistió en que el requerimiento de información es relacionado a la pesquisa federal de empleados fantasmas en el Capitolio. “En la Cámara no hubo allanamiento. Aquí hubo un requerimiento de información que se entregó toda la información que fue requerida. No se obvió nada”, señaló.

A preguntas de si el pedido de información del FBI incluía información sobre algún otro legislador, el líder cameral respondió “la contestación categórica es no, pero sí te puedo decir que anteriormente han hecho otros requerimientos que sí envuelven a otras personas”.

“Trato de ser muy cuidadoso en lo que estoy hablando de a quién se requisa o sobre quién no se requisa información en el ánimo de tratar lo menos posible las investigaciones o caminos que se estén tomando”, abundó.

Alegó que desconoce si en los próximos días pudiera surgir otra intervención del FBI en el Capitolio o con otros legisladores. El líder legislativo se mostró “tranquilo” ante la posibilidad de que agentes federales generen un allanamiento en su residencia o en su oficina. “Todas las mañanas cuando me levanto me encomiendo a Dios, pero también busco en mi conciencia qué hice bien y qué hice mal. Todas las noches duermo tranquilo, así que en ese aspecto estamos claro”, señaló.

Sabios los electores, dice Méndez

Al ser cuestionado sobre la supervisión y movidas irregulares en la Cámara, Méndez alegó que cada oficina tiene un administrador.

“Yo no superviso cada oficina de los legisladores, aquí hay dos legisladores y no estoy en sus oficinas ni en sus oficinas de distrito. Cada ente y cada oficina tienen un administrador y una persona responsable. Esas personas, al final, se tienen que reportar todos a la Oficina de Administración y a la Oficina de Secretaría. Al final, el responsable es el propio legislador que es el supervisor de esa oficina. Yo respondo por administración y compras de cada oficina, pero al específico sería demasiado”, dijo.

En vista de que el domingo los electores decidirán en primarias donde tendrán en la papeleta a legisladores, Méndez indicó que los electores  son sabios. “El pueblo es el soberano, es sabio y sabe distinguir una cosa y otra cosa. Así que el pueblo es el que evaluará. Quisiera brindar toda la información que tengo, pero ciertamente no puedo hacerlo”, señaló Méndez.

Periodista destacada en la Legislatura de Puerto Rico.