Crimen

Aunque la Policía cuenta con las grabaciones de las cámaras de seguridad en las que se ve el rostro del hombre que viciosamente asesinó de un balazo en el cuello a una joven que trabajaba como ejecutiva en una empresa funeraria, el mismo no había sido diseminado ayer para —con la ayuda ciudadana— facilitar el arresto del desalmado.

Al asesino, presuntamente vecino de un caserío en Caguas, le bastó que la víctima Arellys Mercado Ríos le contestara que no le importaba quién era él cuando el individuo le dijo “Tú no sabes con quién te estás metiendo”, tras molestarse mientras le entregaban un celular que se le había extraviado.

La joven, de 34 años y vecina de Caguas, estaba en Villa Marina, en Fajardo, con varios amigos tras haber pasado el día paseando en un bote. Cerca de las 10:00 p.m. del domingo Mercado —quien se desempeñaba como gerente general de la empresa Dignity Memorial— encontró un teléfono celular en el baño de Villa Marina.

Cuando salió comentó a sus amigos que había encontrado el dispositivo; y llegó un individuo en traje de baño y con un arma de fuego en la cintura, increpándola porque ella había salido del baño, donde una amiga de él había dejado el aparato. No hubo problema en devolvérselo, porque esa era la intención de Mercado y de sus amigos.

El hombre no mostró agradecimiento y endemoniado, como fue descrito, comenzó a decirle a la joven y a sus amigos que se creían que les iban a tumbar el celular y que no sabían a quién se enfrentaban.

Mercado —quien laboró para la empresa funeraria que opera Parque de Luz, en Caguas, y Buxeda, en Hato Rey, entre otras funerarias— ignoró la amenaza, lo que provocó que en fracciones de segundo el individuo sacara la pistola y le diera el tiro en el cuello que la mató en el acto.

Larga espera

El cadáver de la joven permaneció por largas horas en el estacionamiento de Villa Marina, estimándose que los agentes de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo comenzaron a trabajar la escena pasadas las 2:00 de la madrugada de ayer.

Las cámaras de seguridad grabaron al sañoso asesino, quien huyó rápidamente del lugar, aparentemente acompañado de una joven y de otras personas. El victimario había sido visto en otras ocasiones en Villa Marina en actitud de “guapo de barrio”.

El cadáver de Mercado fue llevado al Negociado de Ciencias Forenses (NCF) en Río Piedras por instrucciones de la fiscal Diannette Aymat Frías para fines de autopsia, desconociéndose cuándo le será entregado a su familia para las exequias.