Policía

JUNCOS — Los investigadores no han podido determinar si los hechos escenificados en la madrugada del jueves en el que sicarios dispararon a través de la puerta principal de la Panadería Las Piñas, matando a un empleado, fue un intento de robo o medió otro móvil como una venganza.

El empleado David "Palanco" Velázquez de Jesús, que tenía 49 años y era vecino de Las Piedras, había llegado antes de las 3:00 de la madrugada con otros trabajadores.

Velázquez de Jesús tenía la encomienda de abrir el establecimiento, que ubica en el kilómetro 19.3 de la PR-185, desactivar la alarma y dar seguridad, para después ir a repartir pan a otros establecimientos.

Dos hombres armados abrieron fuego desde el exterior y a través de la puerta de cristal alcanzaron con múltiples balazos a Velázquez de Jesús, matándolo en el acto. La balacera se inició sin mediar palabra o anunciar robo alguno.

Velázquez de Jesús alcanzó a decirle a sus compañeros que se escondieran, cayendo muerto instantes después.

Los asesinos huyeron en un vehículo y en la tarde del jueves los agentes del CIC de Caguas trabajaban sobre confidencias para identificarlos.

La víctima había sido fichada el pasado año por un caso de violencia de género.