Ramos Antonini

En la masacre en el residencial Ernesto Ramos Antonini fueron asesinadas seis personas. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Transcurrido poco más de un año de la brutal balacera ocurrida a las 6:40 del anochecer del lunes 14 de octubre de 2019 en el residencial Ramos Antonino, en Río Piedras, que cobró seis vidas —entre ellas la de una mujer— los investigadores de la División de Homicidios del CIC de San Juan siguen en espera de una serie de resultados de pruebas enviadas al Negociado de Ciencias Forenses (NCF) para avanzar en la pesquisa.

Hasta la fecha se desconoce la comparación del ADN levantado en los automóviles utilizados por los sicarios, con la ropa que le fue ocupada en un allanamiento a un individuo en Loíza, presuntamente miembro de una organización del cercano residencial Jardines de Sellés, que figura como sospechoso de la cruenta balacera.

La comandante Mayda Ortiz Ramírez, directora del CIC de San Juan, sostuvo que no se han obtenido los resultados de pruebas balísticas y de otra evidencia levantada en la escena y durante el curso de la investigación.

Tanto la masacre como otras investigaciones de asesinatos ocurridos el pasado año, están aguantadas aguardando resultados.

El sábado 25 de mayo de 2019 fueron asesinados de forma macabra el exconvicto federal Christian Gabriel "El Cuatrero" Ramos Díaz, de 28 años, y la joven Nashaly Sotelo Nieves, de 21 años, quien había sido pareja del cantante de género urbano Almighty, en la entrada de Ramos Antonini.

"El Cuatrero" había formado parte de la narco organización de los residenciales El Prado y Jardines de Sellés, donde era sospechoso de varios asesinatos. Se sospecha que su asesinato fue el móvil de la masacre registrada en octubre.

El viernes 20 de septiembre de 2019 un grupo de sicarios —presumiblemente de una narco organización del residencial Jardines de Sellés, en Río Piedras— mataron en Puerta de Tierra a Will Dalbert "Wilo" Peguero Fernández, de 24 años, por supuestamente haberse cambiado del bando del residencial Ramos Antonini.