Pablo Casellas

(Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

La fiscalía en el caso contra el ex corredor de seguros Pablo Casellas, se dispone a solicitar esta tarde que se restablezca la fianza de $4 millones que le había sido impuesta en 2012, cuando se celebró el primer juicio en su contra por el asesinato de su esposa Carmen Paredes.

Fuentes de EL VOCERO, así lo confirmaron a preguntas de este medio. Igualmente, se podrían estar solicitando otras condiciones.

En septiembre de 2012, Casellas pagó esa millonaria fianza y quedó en libertad con un grillete electrónico con localizador geográfico, hasta su convicción.

La vista para señalar fianza será esta tarde en la Sala 501 del Centro Judicial de Bayamón y será presidida por la jueza Marta Rosario Santana. La vista no será abierta al público ni la prensa-que tendrá acceso a los procedimientos por medio de una videoconferencia desde otra localidad de la Rama Judicial-, debido a la pandemia del coronavirus.

Ayer un panel de jueces del Tribunal de Apelaciones emitió una sentencia a favor de Casellas, en la cual ordenó un nuevo juicio contra el apelante.

“Se deja sin efecto las sentencias condenatorias por los tres delitos graves y se ordena la celebración de un nuevo juicio”, reza la sentencia de los jueces apelativos Olga Birriel, Abelardo Bermúdez y Ángel Pagán Ocasio.

Debido al reciente dictamen del Tribunal Supremo federal —en el caso Ramos v. Louisiana—, el Tribunal Supremo de Puerto Rico reconoció que la unanimidad es parte esencial del derecho a un juicio por jurado.

El 1ro de marzo de 2015, el juez José Ramírez Lluch sentenció a Casellas a 109 años de prisión por el asesinato de su esposa. Este fue encontrado culpable por un jurado -con votación 11-1- por asesinato en primer grado, destrucción de pruebas e infracción al artículo 5.15 de la Ley de Armas.