Herido de bala en el residencial Luis Llorens Torres

Héctor Omar (Omy) Hernández Tolentino, el joven de 21 años de edad, que aguarda ser acusado de asesinato estatutario por la muerte de su hermano de 13 años Diomar Andrés Tolentino Andino, ocurrida el pasado fin de semana, había prestado una fianza de $150 mil a través de un fiador privado, razón por la que se encontraba en libertad con un grillete cuando sucedieron los hechos.

La Administración de Tribunales emitió un comunicado en la tarde del martes señalando que en los casos que tiene pendiente Tolentino Hernández no se presentó ni se declaró Ha lugar un recurso de Habeas Corpus.

“Contra esta persona se presentaron cargos por los delitos de asesinato y Ley de Armas. Se determinó Causa en Regla 6 y se impuso una fianza global de $150,000 la cual prestó una compañía dedicada a esos fines. Se emitió la Resolución que detalla las condiciones impuestas por el Tribunal y que además ordena al PSAJ, la entidad adscrita al Departamento de Corrección y Rehabilitación, la supervisión electrónica del imputado. Del expediente no surge que el Ministerio Público haya solicitado aumento de fianza. El próximo señalamiento del caso es el 16 de agosto de 2021”, reza el comunicado.

La muerte a balazos de Diomar Andrés ocurrió a las 3:30 de la madrugada del domingo en un negocio en el residencial Llorens Torres, en Santurce.

Tolentino Hernández estaba supuesto a permanecer en la vivienda de su madre en el Residencial Llorens Torres, en Santurce, con un grillete electrónico bajo arresto domiciliario.

El adolescente que resultó muerto intentó entrar al negocio y el propietario se lo impidió. El menor de todas formas entró con su hermano Omy.

Omy supuestamente le lanzó un trago a la cara del comerciante y sacó una pistola, la que aparentemente se encasquilló y no la pudo disparar. El arma cayó al piso. El menor, supuestamente levantó el arma, pero ya el comerciante tenía en sus manos una pistola calibre 9mm. para la que tiene licencia de portación y disparó para defenderse.

El menor murió en el acto y Omy resultó gravemente herido de varios balazos. Fue operado de emergencia el domingo.