Supremo

El Tribunal Supremo de Estados Unidos. >J. Scott Applewhite/AP

La Corte Suprema de Estados Unidos evaluará la elegibilidad de los residentes en la Isla al Programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés).

El Departamento de Justicia federal solicitó al máximo foro judicial de Estados Unidos que revirtiera las decisiones del juez del Tribunal Federal en la Isla, Gustavo Gelpí, y del Primer Circuito de Apelaciones con sede en Boston.

Estos determinaron que Luis Vaello Madero, un exresidente de Nueva York que se radicó en Loíza, no tenía que devolver al Seguro Social $28 mil por no haber informado que se había mudado a la Isla, donde no se reciben los beneficios del programa de Seguro de Ingreso Suplementario (SIS).

El Departamento de Justicia federal insiste en que Vaello Madero debe devolver el dinero luego de haberse mudado de Nueva York a Puerto Rico, en donde los ciudadanos americanos no reciben los beneficios de ese plan.

“Es indiscutible que la clasificación de los residentes de Puerto Rico bajo el programa SSI está sujeta a una revisión de igual protección. Bajo una base racional, este análisis pregunta si la categorización en sí, más que cualquier carga que imponga a la capacidad de un individuo para viajar, está relacionada racionalmente con un interés legítimo del gobierno”, reza parte del alegato de Vaello Madero.

Expone que la elegibilidad para los beneficios de SSI no depende de las contribuciones actuales o pasadas como algunos programas de seguro.

“Es irrelevante para la elegibilidad de SSI si una persona reside en Nueva York y paga impuestos federales sobre la renta durante gran parte de su vida adulta antes de mudarse a Puerto Rico (como Vaello Madero), o si vive en Puerto Rico toda su vida antes de mudarse a Nueva York, donde serían elegibles para recibir beneficios del SSI”, indicó.

Señaló que tal y como concluyó el Primer Circuito, Puerto Rico ha contribuido regularmente más al tesoro de Estados Unidos que muchos estados, aunque a diferencia de esos estados, no tiene representantes que puedan votar en el Congreso.

Afirmó que desde 1998 hasta 2006, Puerto Rico contribuyó más anualmente al tesoro federal que Vermont, Wyoming, Dakota del Norte, Montana y Alaska, así como las Islas Marianas del Norte y continúa pagando sumas sustanciales en el tesoro federal a través del Servicio de Rentas Internas Federal (IRS, por sus siglas en inglés).

“Además, nada en el estatuto vincula la elegibilidad del SSI a ninguna disposición del código tributario. El Congreso podría decidir mañana extender todas las obligaciones del impuesto sobre la renta federal a Puerto Rico y los residentes de Puerto Rico seguirán siendo inelegibles para el SSI. El Congreso puede extender unilateralmente cargas tributarias adicionales a los residentes de Puerto Rico a voluntad, incluso después de la promulgación del Seguro Social”, destaca el escrito.

Expuso que la Corte Suprema ha aplicado una revisión de base racional bajo los principios de igualdad de protección para derogar la legislación. 

Mientras, el Departamento de Justicia federal plantea que “la importancia de la pregunta presentada subraya la necesidad de la revisión de este Tribunal. SSI es un programa federal importante y su extensión a Puerto Rico tendría consecuencias importantes. Según una estimación citada por la Corte de Apelaciones, la extensión de SSI a Puerto Rico podría aplicarse a más de 300,000 residentes puertorriqueños cada mes… La Administración del Seguro Social estima que extender SSI a Puerto Rico costaría aproximadamente $23 mil millones durante los próximos diez años”.