El alcalde de San Juan, Miguel Romero, sufrió un revés esta tarde, luego de que el Tribunal Supremo -en decisión de 6-2- declaró no ha lugar  su petición para que se desestimara la demanda incoada por el excandidato por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Manuel Natal, quien impugnó los resultados de las elecciones.

El máximo foro judicial de la Isla ordenó al Tribunal de Primera Instancia a ver el caso en sus méritos.

El pasado 29 de enero, el Tribunal de Primera Instancia desestimó la demanda interpuesta por Natal contra Romero al concluir que no emplazó al candidato impugnado dentro del término de cinco días que establece el Código Electoral.

“Examinados los recursos de Apelación previamente consolidados, se acogen como certiorari y se provee no ha lugar”, reza la resolución.

Natal alega que hubo irregularidades durante el evento electoral. Específicamente, en la adjudicación de papeletas de voto ausente y adelantado en la unidad 77 de San Juan. 

Por su parte, Romero indicó en su cuenta de Twitter que acoge con respeto la decisión del Tribunal Supremo y dijo estar confiado en que prevalecerá en los méritos.

“El señor Natal pretende tener un segundo turno al bate, puesto que ya hizo los mismos planteamientos ante la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), le fallaron en contra porque su planteamiento no es correcto y él no solicitó revisión de esa decisión, adviniendo la misma en final y firme. Es tiempo ya que se acate la voluntad del pueblo sanjuanero y se deje de arrojar dudas infundadas sobre la legitimidad de nuestro sistema democrático y de mi elección como alcalde de la Ciudad Capital. Sé que el tiempo nos dará la razón”, acotó.