tata charbonier

 

La exrepresentante María Milagros “Tata” Charbonier y su esposo Orlando Montes Rivera, solicitaron hoy al juez federal Juan Pérez Giménez que extienda hasta el 29 de septiembre la fecha límite para prestar la fianza de $25,000 que se les impuso a cada uno.

“Los coacusados comparecieron hoy a la Secretaría para depositar una fianza garantizada por la propiedad inmobiliaria. A pesar de que los coacusados proporcionaron documentación requerida, de conformidad con la Regla 146 (c), se les informó que se necesitan documentos adicionales. Específicamente, se necesita evidencia de que se eliminó la protección de la propiedad hogar seguro y certificación actualizada de la institución financiera indicando que no hay pendiente hipotecas…los coacusados solicitan respetuosamente un plazo de 14 días”, señala la moción por las abogadas Sonia Torres y Anita Hill.

El pasado 7 de agosto un gran jurado acusó a Charbonier, su esposo Montes Rivera, a su hijo 

Orlando Gabriel Montes Charbonier y a la empleada Frances Acevedo Ceballos por participar en un esquema de fraude de $100 mil.

El grupo enfrenta cargos por: conspiración, robo de fondos federales, soborno, comisiones ilegales y fraude electrónico de sus servicios honestos.

Charbonier y su esposo enfrentan cargos de lavado de dinero. La legisladora también enfrenta un cargo por obstrucción a la justicia.

Según el pliego, a principios de 2017, Charbonier infló el salario de Acevedo Ceballos de $800 quincenales a $2,100; esta cantidad aumentó a casi $2,900 en septiembre de 2019.

De cada cheque inflado, Acevedo Ceballos acordó que se quedaría con una parte y le pagaría una comisión de entre $1,000 y $1,500 a Charbonier, su esposo e hijo.

Se alega que hasta julio de 2020, Charbonier había recibido por lo menos $100 mil en sobornos y comisiones ilegales de este esquema.

El pliego indica que Charbonier, instigada por su esposo Montes Rivera, su hijo Montes Charbonier, malversó, robó, obtuvo mediante fraude y aplicó indebidamente propiedad que pertenecía al Estado Libre Asociado (ELA).

Asimismo, se alega que Charbonier y su familia, solicitaron y aceptaron de manera corrupta cosas de valor de Acevedo Ceballos, como recompensa por inflarle el salario.

A su vez, se indica que los cuatro acusados tramaron un plan para defraudar a los ciudadanos y al gobierno de Puerto Rico de los servicios honestos y fieles de Charbonier como miembro de la Cámara de Representantes, mediante sobornos y comisiones ilegales.