Bebé

La bebé que el pasado sábado —cuando tenía 27 días de nacida— fue llevada por sus padres a un hospital y fue diagnosticada con edema cerebral y varias fracturas en el fémur y la tibia de la pierna izquierda, fue sometida a pruebas en el Hospital Pediátrico de Río Piedras para determinar si tiene muerte cerebral.

La niña, que aparentemente no ha sido inscrita en el Registro Demográfico, fue llevada inicialmente al Hospital de Área, de allí trasladada al Hospital San Francisco en Río Piedras, de donde fue referida a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Pediátrico.

Roberto Rosado Real, de 19 años, padre de la niña, presuntamente declaró que la bebé se le cayó en su hogar en la urbanización Santa Juanita, cuando jugando la lanzó hacia arriba y no logró sujetarla cuando cayó. Supuestamente para evitar que diera contra el pio, la agarró por la piernita izquierda, pero no evitó que la cabeza de la bebé diera contra el piso.

Las autoridades también le tomaron declaraciones a Valery Otero Rosario, de 25 años, madre de la niña a la que no le habían puesto nombre.

El agente Carlos Aquino, de la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del CIC y la fiscal Arlene Patiño tienen a su cargo la investigación y una vez se tengan una serie de informes médicos, se determinará una fecha para la posible radicación de cargos criminales por negligencia.