Empleados Fantasmas

30 de mayo de 2019, San Juan Puerto Rico, Arrestos del FBI por el caso de empleados fantasmas en el Capitolio. (Josian E. Bruno Gomez / EL VOCERO)

Para el 16 de octubre fue señalado el juicio contra el exdirector ejecutivo de la Oficina de Asuntos Gubernamentales del Senado, Ángel Figueroa Cruz, acusado en el denominado caso de los “empleados fantasmas”.

Así lo informó ayer el juez federal Francisco Besosa durante la vista con antelación al juicio a la que asistió el acusado junto a sus abogados Juan Ramón Acevedo y Edgar Sánchez y el fiscal José Ruiz.

Los coacusados Chrystal Robles Báez e Isoel Sánchez se declararon culpables el pasado 8 de agosto. Acevedo dijo a preguntas de Besosa que su cliente enfrentará el juicio en su contra.

El juez pautó para el 4 de octubre la fecha límite para que se le notifique si el acusado cambia de parecer y decide hacer alegación de culpabilidad. Para esa misma fecha las partes deben radicar sus propuestas de instrucciones al jurado y las propuestas preguntas para la selección de los juzgadores de los hechos.

Acevedo indicó que le solicitó al fiscal Timothy Henwood prueba adicional y específica en poder del ministerio público y que aún no ha recibido respuesta. Pidió, además, que el gobierno radique una nueva designación de evidencia contra su cliente. Observó que luego de que los otros coacusados se declararon culpables, necesita saber la prueba que se va a presentar contra su representado. Ruiz objetó al afirmar que sería darle un “copy and paste” al documento que presentó anteriormente.

De igual forma, Acevedo pidió que se le suministre la prueba exculpatoria y la identidad de los testigos del caso. El juez indicó que en estos momentos no tiene derecho a recibirla, por lo que la defensa tiene que seguir la orden de calendario que emitió hace varias semanas.

Larga la fila de testigos

El ministerio público había anticipado que iba a presentar 30 testigos en este caso y 5,000 páginas de prueba documental. La cantidad se reducirá tras la alegación de culpa de Sánchez y de Robles Báez. Ruiz precisó que la presentación de prueba le tomaría una semana.

Destacó que en caso de que Figueroa Cruz decida declararse culpable objetaría que para efectos de la sentencia se le convaliden tres puntos de aceptación de culpa como se le concedió a los coacusados, ya que estos aceptaron su culpa hace unas semanas sin esperar a que se acercara la fecha del juicio. Estos puntos hacen la diferencia al momento de la imposición de la sentencia.

El pasado 30 de mayo, Robles Báez, Sánchez y Figueroa Cruz fueron arrestados tras ser acusados por un gran jurado de 18 cargos. Estos son conspiración para cometer fraude electrónico, 10 cargos sustantivos de fraude electrónico, un cargo por mal uso de fondos de una entidad que recibe fondos federales —el Senado—, robo de identidad agravado y lavado de dinero.

Conspiraron desde 2016

Se alega que desde 2016 a junio de 2018 los acusados llevaron a cabo su plan de defraudar facturando, aprobando y cobrando por trabajos que no se realizaron, en contravención a los términos explícitos de los contratos.

Contra Figueroa Cruz pesan cargos por conspiración para cometer fraude electrónico, fraude electrónico e intentar hacer mal uso de fondos públicos.

De acuerdo con la acusación, Figueroa Cruz certificó falsamente como correcta la información contenida en las facturas de pago presentadas por Robles Báez como coordinadora intergubernamental a nombre de Global Instant Consulting Group, Inc.

El acusado se expone a una pena de hasta 20 años de cárcel. El grupo se expone a una confiscación de $27,300.

Los acusados trabajaron en campañas electorales para candidatos a cargos electivos durante las elecciones de 2016.