Accidente en Aguadilla

AGUADILLA – Edgard Morales Belmonti, de 53 años, padre de los tres hermanos de 15, 17 y 21 años, la mayor de ellas embarazada, que perdieron la vida a las 10:24 de la noche de ayer en un trágico choque en la PR-2, fue trasladado en la mañana de hoy al Centro Médico de Río Piedras para tratamiento.

Según la Policía, el traslado se hizo en una ambulancia y la condición de Morales Belmonti no es de gravedad.

La tragedia ocurrió cuando su madre conductora de un Nissan Versa presuntamente hizo un viraje indebido en la PR-2 y el auto fue impactado por un Volkswagen Jetta que supuestamente era conducido a velocidad exagerada por un joven.

El Negociado Patrullas de Carreteras de Aguadilla informó que el choque ocurrió a la altura del kilómetro 122.1 de la PR-2 en el barrio Caimital Alto. Además de los hermanos fallecidos, resultaron heridos los padres de estos y el joven y la pasajera del Volkswagen Jetta.

Según el informe, Sonia Maldonado Galarza, de 49 años y vecina del callejón Los Rosas, en este municipio, conducía un auto Nissan Versa color oro modelo de 2012, en dirección de Este a Oeste y al llegar kilómetro 122.1, realizó un viraje hacia la izquierda sin tomar las debidas precauciones, dando a lugar a que su automóvil fuera chocado en la parte lateral derecha, con el área frontal del auto Volkswagen Jetta, color negro modelo de 2000, manejado por su vía franca, en dirección de Oeste a Este, en aparente exceso de velocidad por Wilson Soriano Ramos, de 21 años y vecino de Isabela.

Señala el informe que, como consecuencia de la colisión, la conductora del auto Nissan y su esposo, quien la acompañaba como pasajero delantero, resultaron con lesiones en diversas partes de sus cuerpos, por lo que fueron transportados al Hospital Buen Samaritano de Aguadilla. Posteriormente, Morales Belmonti fue trasladado al Centro Médico de Río Piedras.

Los tres hijos de la pareja, quienes viajaban como pasajeros posteriores, identificados como Edgard, de 15 años, Amileidis, de 17, y Abigail, de 21 años, quien estaba embarazada, fallecieron en el lugar del accidente a consecuencia de las heridas recibidas. El conductor del Volkswagen y una acompañante de este, resultaron con diversas lesiones, por las que fueron llevados al hospital San Carlos de Moca.

El agente Elvis Soto, supervisado por el teniente Juan C. González, director de Patrullas y Carreteras de Aguadilla, en unión al fiscal Pier Montaperto, acudieron al lugar, haciéndose cargo de la investigación, en la que como parte de esta se trabajó la escena por parte del agente Lionel González, de Servicios Técnicos, y las medidas las tomó el agente Elías Acevedo, de Tránsito.

Los automóviles fueron ocupados para inspección y se les tomó muestras de sangre a ambos conductores para detectar consumo de alcohol u otras sustancias en sus organismos.